Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

EL 'HEDGE FUND' CONTROLA YA EL 1,53%

Banco Sabadell, rumbo a mínimos históricos y con su bajista de cabecera Samlyn apretando

28/11/2020 - 

VALÈNCIA. Eran las siete menos cuarto de la mañana de este viernes, cuando la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) informaba del primer hecho relevante del día: Banco Sabadell (SAB) informaba que daba por finalizadas as conversaciones con BBVA para una posible fusión

Un cuarto de hora después hacía lo propio con el comunicado del también llamado 'banco azul'. Fin al 'noviazgo' iniciado el pasado 16 de noviembre por no ponerse de acuerdo ambas entidades en la ecuación del precio de canje. Aunque el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, que se mostró "sorprendido" por la noticia, recordó que a veces hay "noviazgos" que se retoman tiempo después.

Lo cierto es que el SAB, que se le estaba atragandando la fusión' como contó Valencia Plaza esta misma semana, recibió un durísimo correctivo en bolsa llegando a ser de casi un 18% en los primeros compases del día; mientras BBVA abria subiendo más del 2%. Finalmente los titulos de la entidad presidida por Josep Oliú cerraban en los 0,348 euros tras hundirse un 13,58%, el mayor descenso de entre el centenar de valores que dan vida al Mercado Continuo. 


De este modo, los 'sabadeles' -como se les conoce en la jerga bursátil- vuelven a poner rumbo a los mínimos históricos establecidos en los 0,2550 euros el pasado 29 de noviembre. Por lo pronto, su capitalización ha vuelto a situarse por debajo de los 2.000 millones de euros -concretamente en los 1.956 millones al término de la semana-, lo que la sitúa en el puesto 31 del Ibex 35 solo por delante de Almirall (1.955 millones), PharmaMar (1.761), Indra (1.210) y Meliá Hotels (1.209).

El severo castigo sufrido por el banco domiciliado en Alicante, que también lidera las pérdidas en lo que va de año en el principal mercado español de valores (-65,09%), vino acompañado de un fortísimo volumen de contración. Casi 195 millones de acciones e intercambiaron frente a una media diaria de poco más de 56 millones de títulos, según datos de Infobolsa corroborados por este diario. Solo este viernes negoció casi lo mismo que en las tres últimas jornadas, cuyo volumen también había superado dicha media síntoma evidente de que hay ganas -y muchas- de soltar papel.

Bajista de cabecera

Pero la cosa no queda ahí por el bajista de cabecera del SAB, Samlyn Capital, sigue aumentando sus 'cortos'. Se trata del único que tiene en su accionariado con nombre y apellidos, pero tras la ruptura de las negociaciones todo apunta a que no tardarán en dejarse ver más bajistas. Este 'hedge fund' o fondo de alto riesgo ha pasado de controlar el 0,52% a fecha 12 de octubre -su primera comunicación ante el supervisor-, a tener una posición corta del 1,53% a 25 de noviembre... dos días antes del anuncio de la ruptura del 'noviazgo'.

Por su parte, BBVA fue este viernes el mejor valor del Ibex 35 al avanzar un 4,99% y despedir la semana en los 3,958 euros. O lo que es lo mismo: cerrar en los máximos del día. Además, también con un volumen de contratación elevado -no tanto como el del SAB-, puesto que movió casi 45 millones de títulos frente a una media diaria anual de 26,60 millones, según los números de Infobolsa.

La fuerte subida del 'banco azul'  redujo al 16% sus pérdidas anuales en el parqué y, de paso, impulsó su capitalización hasta los 26.391 millones de euros. Un valor que sitúa a la entidad presidida por Carlos Torres en la quinta posición del índice selectivo, por detrás Inditex (88.139 millones), Iberdrola (72.835), Banco Santander (40.964) y Amadeus (27.183).

Mientras tanto, S&P Global valoró la ruptura de las negociaciones entre BBVA y SAB como una "mala noticia" para el sistema bancario español, ya que necesita la consolidación para mejorar su eficiencia. La agencia de calificación de riesgos considera que la desestimación sobre su posible fusión por el desacuerdo en el precio "eleva las incertidumbres sobre los próximos movimientos estratégicos de los bancos". En este sentido, S&P ha alertado de que Sabadell seguirá teniendo problemas para mejorar su rentabilidad, que está bajo una "presión creciente" por el impacto del Covid-19, ya que las provisiones crediticias se han sumado a riesgos ya existentes para los ingresos.

Posible venta de TSB

Pese a la decisión de la entidad vallesana de reestructurar su negocio para reducir su número de oficinas y su plantilla y acelerar la digitalización de su modelo de negocio, S&P considera que los beneficios de estas acciones no se notarán a corto plazo, por lo que las preocupaciones de los inversores sobre la capacidad del banco de elevar su rentabilidad persistirán, afectando al precio de la acción. 

Además, para la agencia, la posible venta de TSB -que está estudiando hacerlo el SAB en su camino en solitario- "significaría reconocer que la expansión internacional del banco en Reino Unido ha sido infructuosa". Aunque la operación podría "fortalecer" la posición de capital del banco, S&P considera que existe incertidumbre sobre cuánto valor podrá extraer Sabadell de la venta.

Noticias relacionadas

next