X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

es el cuarto valor del ibex 35 que peor se comporta este año

Bankia se hunde a mínimos de 2013 pese a que los bajistas reducen posiciones

22/07/2019 - 

VALÈNCIA. Bankia (BKIA) cerró el pasado viernes con un fuerte descenso del 2,84% en una jornada donde la banca cayó a bloque "por el giro que podría tomar el Banco Central Europeo (BCE) en cuanto a sus objetivos de inflación" como apuntaba Francisco Sánchez-Matamoros, analista de XTB. De hecho los cuatro mayores recortes dentro del Ibex 35 en la última sesión de la semana fueron CaixaBank (-3,83%), Bankia (-2,84%), Banco Sabadell (-2,72%) y BBVA (-1,55%).

En el caso del banco domiciliado en València supuso cerrar en los 1,986 euros, es decir, en mínimos desde la sesión del 3 de julio de 2013, cuando despidió el día en los 1,944 euros. Un precio incluyendo los dos 'contrasplits' o desdoblamientos de acciones desde que tomó las riendas José Ignacio Goirigolzarri. Conviene recordar que el primero tuvo lugar en abril de 2013 en la proporción de 100 títulos viejos por cada uno nuevo; mientras que hubo que esperar 50 meses para el segundo que lo acometió en junio de 2017 a razón de cuatro acciones viejas por cada una nueva. Las 'bankias' -como se les conoce en la jerga bursátil- partieron desde los 4,116 euros,, es decir, en poco más de dos años se ha dejado en el parqué un 51,75%. Casi nada.

Solo en lo que va de ejercicio, BKIA cede en bolsa un 18,50%, lo que la ha convertido en la cuarta peor cotizada del Ibex 35 por detrás de Ence (-28,11%), CaixaBank (-20,99%) e IAG (-19,83%). Y, además, es el decimocuarto valor que más cae en 2019 dentro del centenar de compañías que nutren al Mercado Continuo. De este modo ha visto como su capitalización se ha reducido hasta los 6.096 millones de euros.

Conviene recordar, tal y como viene advirtiendo Goirigolzarri, que BKIA es uno de los bancos más afectados por la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), que lejos de enderezarse se va a alargar ante la debilidad de la economía de la Eurozona. Por no hablar de las 'presiones' que tiene la entidad para continuar con su proceso de privatización. Bien es cierto que el 'número dos' del BCE, Luis de Guindos, le restaba presión hace un mes al recordar que queda tiempo para ello. "Los precios a los que se hicieron las últimas dos colocaciones, en este momento son superiores a la cotización actual, claramente, pero bueno, hay tiempo para continuar con la privatización de Bankia y estoy convencido de que el Gobierno, el FROB y la propia Bankia elegirán el momento más adecuado desde el punto de vista de optimización del proceso", señalaba el vicepresidente de la autoridad monetaria europea. 


En este sentido conviene recordar que cuando quedaba un año para agotar el plazo que expiraba en diciembre de 2019, el Gobierno de Pedro Sánchez aprobó una nueva prórroga, hasta finales de 2021, con el objetivo de maximizar la recuperación de las ayudas concedidas por Europa en 2013. Actualmente el Estado controla a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) cerca del 62% del capital de Bankia.

Una entidad que en los últimos días se está viendo afectada también -como el resto del sector- por la rebaja que están llevando a cabo diversas casas de análisis. Así, los expertos de UBS han reducido su precio objetivo en BKIA desde los 2,30 euros por acción hasta los 1,85 euros bajo la recomendación de 'vender'; los de Barclays desde los 2,40 euros hasta los 2,30 euros; los de Jefferies de 2,10 a 1,75 euros; y, por citar a dos más, Morgan Stanley y JP Morgan, coinciden en los 2,25 euros por título.

Atentos a los resultados del 29 de julio

Todo ello mientras dos de los tres bajistas con nombre y apellidos que tiene en su capital -por aquello de igualar o superar el 0,50% a partir del cual tienen la obligación de desvelar su nombre ante el mercado- están reduciendo sus posiciones. Así AQR Capital Management -un clásico dentro de BKIA- declaró el pasado 17 de julio tener 'cortos' por valor del 0,79% del capital frente al 0.80% de su penúltima comunicación de un mes antes; mientras que el sempiterno Marshall Wace comunicó a la CNMV -tal y como lo ha constatado este diario de la base de datos pública del organismo supervisor- tener en cartera el 0,66% frente al 1% que contaba hace cuatro semanas. El que no se mueve desde el pasado 7 de marzo es Citadel Europe con el 0,54%.

La tendencia bajista de Bankia, que solo este mes pierde en bolsa un 4,42%, tiene lugar a menos de dos semanas de publicar sus cuentas semestrales, que lo hará el próximo 29 de julio. "Se espera que los resultados esta vez sean decentes gracias a las ganancias comerciales, pero es uno de los bancos más presionados por los bajos tipos de interés", así lo advertía Sergio Ávila, estratega de Mercados de IG, en su análisis del pasado viernes. Además, y como dato a tener en cuenta, apuntaba que "aparte de los bajos tipos y la competencia en el sector, los inversores están pendiente de cara al futuro al anteproyecto de ley del Ministerio de Economía para penalizar a los bancos con más reclamaciones de clientes, y entre ellos estarían CaixaBank, BBVA y Bankia".

Noticias relacionadas

next