X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

CCOO cifra en 1.514 millones al año las horas extra no pagadas en 2018, el 1,39% del PIB valenciano

12/07/2019 - 

VALÈNCIA (EP). La Comunitat Valenciana es la segunda autonomía en la que más horas extraordinarias se realizan, 1.601.400 a la semana, lo que supuso un coste salarial de 1.514 millones en 2018, el 1,39% del PIB valenciano, que permitirán crear 40.000 nuevos puestos de trabajo decente al año, según un informe realizado por CCOO PV.

El sindicato ha realizado un estudio con datos de la EPA de 2018 sobre horas extras realizadas y no remuneradas en contratos indefinidos a jornada completa. El mayor incremento se produce en el tercer trimestre debido al impacto del periodo estival, fundamentalmente en el sector turístico.

Al respecto, el secretario de Acción Sindical de CCOO PV, Daniel Patiño, ha denunciado que ese volumen de horas está suponiendo "un desvío directo de rentas del trabajo hacia los beneficios empresariales".

"Son cantidades que tendrían una repercusión directa en los bolsillos de los trabajadores y trabajadoras, e indirecta en las arcas públicas, puesto que no se declaran. Por tanto, además de contribuir a la precariedad laboral, son un fraude a la Seguridad Social", ha constatado.

Al respecto, ha señalado que "este fenómeno que hemos normalizado, tiene gran impacto en la medición de la productividad laboral, por no decir el riesgo en la salud debido al exceso de jornada".

Por ello, ha recalcado que resulta "imprescindible" el cumplimiento de la normativa en materia de registro diario de jornada, como herramienta para "aflorar este volumen de horas extraordinarias que se realizan semanalmente" porque "el objetivo de esta medida es el de poner freno a los abusos empresariales y garantizar la conciliación de la vida laboral y familiar".

En este sentido, ha propuesto al Consell la creación del Observatorio del Trabajo Decente, como herramienta de control y denuncia de la economía irregular y sumergida.

Al respecto, ha señalado que es "intolerable" que, habiendo más de 322.000 personas en situación de desempleo, las empresas apuesten por prolongar innecesariamente las jornadas en lugar de transformar esas horas en nuevos puestos de trabajo.

Patiño ha señalado que, además, estos datos son una estimación "muy a la baja", pues no recogen los contratos temporales, ni a tiempo parcial, ni el volumen de personas trabajadoras autónomas sin personal a su cargo o el "falso trabajo autónomo" que utiliza la economía de plataforma, "un fenómeno ampliamente extendido y que ya comienza a ser sancionado por la Inspección de Trabajo".

Noticias relacionadas

next