jornada de la 3º edición del proyecto Ciencia y Tecnología de apte 

Claves del fomento de las vocaciones tecnológicas y el emprendimiento femenino en las STEM

14/12/2020 - 

ALICANTE. Un 20% de las mujeres de España se animan a estudiar carreras de Ciencia, Tecnología, Ingeniería o Matemáticas (STEM por sus siglas en inglés). Para intentar aumentar este porcentaje y, sobre todo, para que al menos el 50% de las personas que trabajen en profesiones STEM sean mujeres, la Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España (APTE) celebró recientemente la tercera edición del proyecto Ciencia y Tecnología en femenino, este año en edición online. El objetivo es debatir e inspirar en torno al fomento de las vocaciones tecnológicas y el emprendimiento femenino en las STEM. Y es que, tal y como aseguró en su presentación Felipe Romera, presidente de APTE, "no se puede desperdiciar el talento femenino en tecnologías digitales".

En una mesa redonda que reunió a profesionales del mundo STEM y también emprendedoras, 'Fomento de vocaciones STEM', Lole Franco, responsable del proyecto Ciencia y Tecnología en femenino en APTE moderó las intervenciones. En este espacio participaron mujeres que desarrollan su actividad profesional en empresas del entorno de parques científicos y tecnológicos miembros de APTE y aportaron su experiencia profesional y su visión de las vocaciones STEM entre el público femenino.

Las participantes fueron Susana Pascual Madrigal, CEO de PixelsHub, empresa ubicada en el Parque Científico Tecnológico de Gijón, especializada en realidad virtual y aumentada; Azucena Hernández Palmero, CEO y fundadora de Grupo Cybentia Mobility & Cybersecurity en el Parque Científico de Madrid; Sara Correyero Plaza es co-fundadora de Ienai Space, startup perteneciente al nodo UC3M-ESA BIC Comunidad de Madrid que innova en el Parque Científico UC3M y la primera startup española que desarrolla cohetes eléctricos microfabricados para nanosatélites en España. Por último, Laura Urbano Salinas es técnica en el área de innovación en Accenture, con sede en el Parque Tecnológico de Andalucía. Investiga, diseña, implementa y gestiona proyectos informáticos de innovación. 

Motivación para educarse y trabajar en STEM

En el caso de Susana Pascual, la decisión de entrar en una carrera técnica fue "casual y por suerte". Y es que cuando estudiaba coincidió con una mujer estudiante de ingeniería que le aportó la visión de que "existía viabilidad para emprender un negocio en eso más adelante". Pascual lo considera una "casualidad apasionante". 

Por su parte, Azucena Hernández, que es periodista, tuvo desde pequeña muy clara su pasión por los coches y, de hecho, son más de 30 años los que le unen al sector de la automoción, ahora con la ciberseguridad. "Hay una gran oportunidad y falta de talento en estas dos tecnologías unidas y es un campo donde puede haber una gran oportunidad de futuro y de  puestos de trabajo por su especialización".

Así, Sara Correyero explicó que estudió ingeniería aeronáutica porque durante el instituto lo que más le gustaba eran las matemáticas y la física "era una opción muy clara". Como mensaje a las jóvenes apuesta porque "no tengan miedo de tirar por ese camino si les gusta, porque será lo que mejor se les de si les apasiona. Yo me levantaba a las 3 de la madrugada a ver lanzamientos de la NASA, hay que moverse por esa pasión". 

Por último, Laura Urbano aseguró que de pequeña le interesaban mucho los ordenadores, pero sus gustos cambiaron algo en el instituto. "Pero a la hora de escoger carrera vi las salidas profesionales que tenía la informática y su flexibilidad y buenas opciones y me lancé a por ello. Fue un acierto dedicarme a esta opción". 

¿Hay desigualdad en el acceso a las STEM?

Según Susana Pascual, "es complicado decir por qué las mujeres optan más por profesiones relacionadas con los cuidados". Según la experta, hay que hacer una reflexión sobre esos datos. "Al final, todas tenemos una influencia social y familiar que históricamente asocia a las mujeres con los cuidados, y no está mal, pero tenemos que ser conscientes de que hay que ofrecer a las chicas la oportunidad de dar una vuelta de tuerca a esa tendencia" y también apostar por profesiones como las STEM. 

Para Azucena Hernández es importante que los medios de comunicación también muestren referentes femeninos en empresas o profesiones STEM y que las propias protagonistas "cuenten sus experiencias y quieran hablar sobre ellas, que salgan a la palestra", porque, asegura, a veces el silencio también es debido a esa modestia por no contar sus logros en público. 

Asimismo, Sara Correyero considera que "las jóvenes de hoy en día tienen la ventaja de que pueden buscar ellas información en internet de esos referentes femeninos tan necesarios. Siempre tenemos en mente a referentes masculinos en ciencia cuando nos preguntas y no tanto a mujeres, y los hay, por ejemplo la directora técnica de Airbus es una mujer". 

Además, Laura Urbano aportó que "es muy fácil ahora formarse en STEM ahora, y en masters y ser conscientes de que ahora la formación ha de ser continua y reciclarse siempre, toda la vida". Para Urbano es importante que las chicas tengan comunidades en las que poder introducir sus conocimientos y compartirlos con gente para tener visibilidad.

¿Qué hacer con la brecha en el emprendimiento STEM?

Según Lole Franco, el 19% de las mujeres han abierto un proyecto empresarial frente al resto de hombres y, en el caso de startups innovadoras, el porcentaje baja a un 5%, del que solo el 4% tienen al género femenino como cargo en firmas de ciencia y tecnología. 

Para aumentar esas cifras, Susana Pascual propone "estudiar para conseguir lo que se desea y borrar el miedo, la timidez y la vergüenza, que nunca llevan por el buen camino". Entre sus consejos destacó que hay que saber rodearse de personas que aporten cosas buenas, saber delegar y entender que emprender no es un camino fácil. "Hay que romper esa coraza y no lamerse las heridas ante obstáculos, sino seguir peleando siempre. En el emprendimiento hay saltos arriba y momentos de cuesta abajo. No hay que animar a emprender porque sí, pero si se quiere, hay que ir adelante y usar la infraestructura que tenemos al alcance para ello". 

Según Azucena Hernández, ella comenzó su proyecto "pensando en ¿quién ciberprotege mi vida cuando viajo en coche? y no pensando en si se había hecho ya o no o si era fácil o difícil". Para Hernández es duro mantener una firma, captar y mantener talento para ello y a la gente adecuada, pero " es fundamental creer en ello y lograr que crean en ti". 

En este sentido, Sara Correyero apuntó que emprender "es el trabajo más creativo del mundo, donde es imprescindible la demanda y necesidad, una es su propia jefa y puedes ver nacer el producto y ver su impacto". Para la ingeniera aeronáutica es "apasionante" que se valore esa oportunidad y seguir adelante con los proyectos que se quieran iniciar. "La recompensa del trabajo puede ser muy grande y satisfactoria". 

Por último, Laura Urbano aseguró que cree que en España "no hay tanta cultura emprendedora como, por ejemplo en Estados Unidos" y que por este motivo "hay muchas chicas con capacidad y que pueden tener el don emprendedor que no lo potencian porque no saben que está despierto". Para Urbano, una forma de aumentar el porcentaje de chicas emprendedoras sería mostrar más ejemplos de quienes sí lo hacen para tener referentes. 


next