Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

ecommerce, inteligencia artificial y sostenibilidad son algunas de las claves

¿Cómo serán los supermercados del futuro?

30/11/2020 - 

VALÈNCIA. El sector de la distribución está viviendo uno del los mayores procesos de cambio de su historia. Los nuevos hábitos de consumo también tienen su reflejo en los lineales de los supermercados y en la forma de comprar, cada vez más online. Y es que el duro confinamiento y sus secuelas han trastocado el día a día de los ciudadanos, aunque lo cierto es que la forma de comprar ya venía aventurando nuevas fórmulas. Pero la pandemia ha acelerado lo que ya se atisbaba como un cambio de tendencia.  

Algunos de los factores que explican estos cambios tienen sus raíces en el incremento de la compra online, la aparición de los pure players, como Amazon o Alibaba, esto es, empresas que sólo venden por Internet; así como el auge de los hard discount -comercios minoristas low cost-. Y la mayoría de ellos están ocurriendo en las superficies de alimentación. No es casual, por tanto, que la mayoría de cadenas estén haciendo un enorme apuesta por diversificar sus modelos de negocio, con especial hincapié en la transformación tecnológica y en ofrecer una experiencia de compra al consumidor.

Los supermercados ya no son lo que eran. Muchos ya ofrecen comida para consumo en el propio establecimiento, algo impensable hace años. Incluso hay cadenas que han convertido la mitad de sus lineales en escaparates digitales que se iluminan cuando el cliente se acerca a un producto seleccionado previamente en la lista de la compra a través de la app del centroNuevas fórmulas de atracción en un mercado cada vez más competitivo y en el que irrumpen con fuerzas las tiendas de conveniencia multiproducto. 

El supermercado tradicional se encamina hacia un nuevo modelo en el que el cliente no solo lo elige por el producto, sino por la experiencia: Zonas gourmet, clases de cocina, catas de vino o zonas donde comer, así como mejora en los tiempos de entrega o buen servicio postventa. Estas son algunas de las claves del 'súper' del futuro, según  el informe 'El mercado de la alimentación en España', elaborado por Savills Aguirre Newman.

Foto: KIKE TABERNER

También la inteligencia artificial será indispensable en los locales del futuro. Así, no será extraño encontrar nuevas apps, robots y tecnología. "La clave será lograr el equilibrio entre la inteligencia artificial y la interacción humana", puntualiza el documento. Y es que los jóvenes valoran en mayor medida la experiencia y estarán, por tanto, dispuestos a pagar más por un producto que a cambio le aporte vivencias.

Por otro lado, cada vez más supermercados en Europa ofrecen una forma de compra sostenible. La mayoría de cadenas ya obligan a pagar por las bolsas de plástico y muchos se han pasado al cartón. Fruto de la creciente preocupación del consumidor por el medio ambiente, cada vez más se apuesta por consumir alimentos de origen vegetal, reducir el plástico, comprar a granel y productos de temporada. El primer supermercado 'sin plástico' en Europa se inauguró en 2018 en Amsterdam, donde los clientes podían elegir dentro de una gama de 700 productos.

Pero, además, los establecimientos tendrán que ofrecer "algo más que compra", puntualiza el informe. Deberán contar con "las últimas tendencias relativas a la salud, con el objetivo de facilitar la compra e inspirar al cliente. Además de salud, quieren conveniencia, comodidad, etiquetados claros, sabor y transparencia".

El tirón de la compra online

Pero sin lugar a dudas, el principal cambio en estos momentos es el auge de la venta online. Es imparable y la pandemia lo ha acelerado todo. En 2019, el volumen de transacciones electrónicas de productos de alimentación creció un 26% y el número de transacciones un 38%. 

Así, los operadores ya se preparan ante las previsiones de un aumento de este canal. En este sentido, el grupo Schwarz, dueño de Lidl, ha comprado uno de los mayores ecommerce de Alemania, mientras que el gigante de la alimentación Walmart cerró un acuerdo con la plataforma canadiense de comercio electrónico Shopify. Asimismo, se han producido alianzas en el sector de la distribución con empresas de delivery. En España, Glovo ha firmado acuerdos con Carrefour y el grupo Dia, y en Dublín, Aldi ha firmado un acuerdo con Deliveroo

Foto: KIKE TABERNER

Por otro lado, la restauración y la alimentación se han unido para crear de este modo un concepto híbrido entre tienda de alimentación y restaurante. Carrefour y Glovo se han aliado para vender comida preparada; Dia&Go dispone de servicio de desayuno dentro del supermercado. También Carrefour ha apostado por los food hall, con diferentes espacios dedicados a la restauración, mientras que Mercadona ha incluido una sección de comida para llevar en sus supermercados.

Por otro lado, también aumentan las ventas en las que el cliente no interactúa con nadie. Así, Amazon Go ha lanzado supermercados sin cajeros (self checkout) y cada vez son mayores los espacios que los hipermercados destinan a cajas sin vendedor donde el cliente no interactúa con nadie durante todo el proceso de compra. También han irrumpido con fuerza los Dark supermarkets, almacenes de operaciones destinados a la preparación y envío de los pedidos que llegan desde la tienda online.

La proximidad sigue siendo un valor añadido y, por ello, algunas cadenas ya han lanzado formatos dirigidos a un público urbano joven con una oferta adaptada a cada momento del día y comida preparada. Así, Spar ha lanzado Spar Mini Mobile, un formato de tienda individual de 18 metros cuadrados que ofrece una nueva solución para asegurar la distancia social por la pandemia.

Noticias relacionadas

next