X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Compromís se queda fuera del consejo de administración de la nueva mercantil de bomberos

9/01/2019 - 

VALÈNCIA. La nueva mercantil pública de emergencias de la Generalitat Valenciana no tendrá ningún consejero de Compromís, al menos inicialmente. Este jueves se ha oficializado la puesta en marcha de la llamada Sociedad Valenciana de Gestión Integral de Servicios y Emergencias (SGISE), cuyo consejo de administración por el momento está integrado únicamente por socialistas, afines al PSPV y representantes sindicales. No obstante, la coalición dispone de cuatro puestos vacantes en el órgano para ocuparlas si así lo decide.

La mercantil dependerá directamente de la Agencia Valenciana de Seguridad (Avsre), que dirige el socialista José María Ángel y que a su vez está supeditada a Presidencia de la Generalitat. Ángel será el presidente de la mercantil, que tal y como han insistido desde la administración valenciana, será "cien por cien pública".

El consejo de administración se completará con la secretaria autonómica de Modelo Económico y Financiación, Mako Mira; el secretario autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural, Francisco Rodríguez; la secretaria autonómica de Transparencia a propuesta del PSPV, Belén Cardona; el presidente de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, Rubén Alfaro; la subsecretaria de Hacienda, Zulima Pérez; y el director general de Administración Local, Antoni Such.

Completan el órgano el secretario de Administración Local y Servicios de UGT PV, Francisco Caballero, y el secretario de Servicios a la Ciudadanía de CCOO PV, Juan Cruz. Si bien en este primer momento Compromís no ha entrado a formar parte, dispone de cuatro vacantes y tiene la posibilidad de acudir como oyente a los encuentros.

La constitución de esta sociedad había sido motivo de disputa entre PSPV y Compromís. Frente a la idea de crear la empresa de carácter mercantil, el planteamiento de la coalición valencianista pasaba por una entidad pública empresarial de carácter no mercantil , una Entidad de Derecho Público, para subrogarse a los empleados de forma transitoria, y acabar traspasándolos a la Agencia de Batalla.

La subrogación directa a la Avsre era lo que les Corts habían aprobado inicialmente en la Ley de Acompañamiento de 2018 a raíz de una enmienda de Podemos. Sin embargo, diversos informes de la Generalitat desaconsejaron más tarde este procedimiento. Fue entonces cuando se desató el debate sobre la forma más adecuada para llevar a cabo la subrogación. De hecho, esto motivó un tenso enfrentamiento entre los dos socios de gobierno.

Negociación del convenio

Llega la conformación de la estructura de la empresa cuando ya se habían iniciado las negociaciones entre José María Ángel y las organizaciones sindicales en lo referente al nuevo convenio laboral, que deberá incluir la mejora salarial del 30% para los bomberos forestales y la posibilidad de ejercer una segunda actividad para aquellos empleados que, por alguna razón, no puedan encontrarse en primera línea de trabajo. Son compromisos que ha adquirido la administración valenciana para con los bomberos después de que el Gobierno central rehusara aplicarlo en la empresa estatal Tragsa, donde se encontraban las brigadas forestales.

Ahora, uno de los puntos sobre la mesa es la entrada en la SGISE de una cuarentena de empleados de Tragsa que, en realidad, no forman parte del colectivo de bomberos forestales, sino que se encargan de la parte administrativa, de jefaturas y otros perfiles técnicos.

next