X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Cs ya gambetea con un posible pacto con Vox en la Comunitat: aquí nadie descarta nada

5/12/2018 - 

VALÈNCIA. Las elecciones andaluzas han dejado tras de sí un escenario complejo en el territorio donde se colocaron las urnas que también provoca cierta cautela por parte de los dirigentes de las formaciones implicadas aunque se encuentren en otras autonomías. Es el caso de Ciudadanos, que tiene la capacidad de dar la Presidencia de la Junta al PP alineándose con la extrema derecha de Vox o de explorar otra vías -nada sencillas- con el más votado aunque derrotado PSOE-A de Susana Díaz.

Como aquella escena de El Padrino III: "Solo Lucchesi tiene un pie en ambos mundos", la formación naranja ha comenzado a navegar entre las diferentes posibilidades, ya no solo en Andalucía, sino en las que puedan producirse también en la Comunitat Valenciana. Así, si días atrás el portavoz adjunto de Cs en Les Corts Juan Córdoba consideraba que no sería "oportuno" pactar con Vox y calificaba de "muy remota" la opción, ahora la situación ha cambiado. En honor a la verdad, el diputado adornó su declaración con un socorrido "a día de hoy" que, efectivamente, puede acudir ahora a socorrer al partido ante el vuelco en el tablero político acaecido en Andalucía que obliga a determinados replanteamientos.

El turno llegó este martes a la síndica de Cs, Mari Carmen Sánchez, quien instó a esperar a la "aritmética parlamentaria" de los futuros resultados valencianos para recalcar que su partido pactaría "con medidas encima de la mesa y, sobre todo, con partidos constitucionalistas, europeístas y que crean en la regeneración democrática en la que nosotros creemos". Unas características que no se ajustan rigurosamente a Vox, lo que permitiría intuir que Cs no pactaría con la formación de extrema derecha.

Más aún con otra reflexión lanzada por Sánchez, al señalar que a su juicio "siempre es más fácil, responsable y beneficioso para los valencianos gobernar desde el centro para poder llegar a acuerdos que beneficien a la ciudadanía".

No obstante la portavoz de Cs, eludió responder si consideraba a Vox un partido constitucionalista o no y calcó la respuesta del PP al ser preguntada por si le preocupaba el posible auge de la extrema derecha en la Comunitat. "Nos preocupan los populismos, pero no obstante, es la ciudadanía la que vota. Y si tenemos un sistema democrático hay que respetar las decisiones de los ciudadanos. Nos preocupa tanto la extrema derecha como la extrema izquierda", respondió.

Bancada de Ciudadanos aplaudiendo. Foto: KIKE TABERNER

Unas palabras que desprenden cierto gambeteo a la hora de concretar una respuesta respecto a posibles pactos en clave valenciana con Vox o, al menos, se muestran más esquivas que las pronunciadas por su compañero Córdoba días atrás. Una prudencia comprensible basada en la propia idiosincrasia de Ciudadanos: ante una decisión de carácter estatal todavía desconocida, nadie en ninguna autonomía va a dar nada por sentado.

Más aún si se atiende a las particularidades de la Comunitat, donde salvo que se produzca una irrupción de Vox similar a la de Andalucía parecería complicado a priori -ningún sondeo lo ha revelado hasta ahora aunque, como se ha demostrado, pueden fallar- que PPCV y Ciudadanos sumen lo suficiente para desbancar a las fuerzas del Botànic. De la misma manera, idéntica necesidad podría requerir Fernando Giner para la Alcaldía de València, donde casi ninguna encuesta otorga de momento un vuelco al Govern de La Nau. Así pues, resulta difícil para la formación naranja descartar un pacto con una formación como Vox que podría tener la llave para cambios que Ciudadanos incluso podría capitalizar.

Tampoco es descartable el PSPV de Puig

Al hilo de esta capacidad de Ciudadanos para flotar entre izquierda y derecha -ya se le han visto pactos con PP o PSOE por toda España-, la formación naranja tampoco quiere tender su mano -al menos todavía- a acuerdos con Vox en primer lugar para no extremarse ante los electores -sobre todo los nuevos- y, en segundo, porque tampoco descarta un escenario de un acuerdo con los socialistas de Ximo Puig.

En este sentido, si la aritmética no permitiera a Ciudadanos presidir la Generalitat pero sí ofreciera un pacto a dos para que Puig fuera presidente junto a este partido y dejando fuera a Compromís, los de Albert Rivera podrían preferirlo a hacer jefa del Consell a Isabel Bonig (PP) con una hipotética ayuda de Vox. Unas carambolas que entran dentro de la política-ficción pero que, a buen seguro, desde Cs también se contemplan y refuerzan el discurso cauteloso y alejado del PPCV, quien este mismo lunes ya abría la puerta a pactar con Vox sin problemas.

Noticias relacionadas

next