Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

El Consorcio Gestor del Paraje Protegido del Millars invierte más de 8.000 euros en la vigilancia del río

3/07/2020 - 

CASTELLÓ. (EFE). El Consorcio Gestor del Paraje Protegido del Millars invierte 8.349 euros para incrementar la vigilancia en el cauce en los términos municipales de Almassora, Vila-real y Borriana, según ha indicado la presidenta del ente y alcaldesa de Almassora, Merche Galí. El Consorcio ha contratado un servicio extraordinario de seguridad privada para evitar accidentes de bañistas, principalmente ahogamientos, en el río durante los meses de julio y agosto y prevenir contagios por la covid-19. 

Tal como ha indicado la presidenta del consorcio, el contrato ha entrado en vigor este miércoles y se extenderá hasta el 31 de agosto. La labor de los operarios está supervisada por el servicio de guardería del consorcio con el objetivo de que los bañistas disfruten del río con seguridad y que no exista riesgo de accidentes en un momento en que el caudal del Millars es elevado debido a las persistentes lluvias del invierno y la primavera.

Zonas peligrosas para el baño


La primera edil ha indicado que los operarios controlarán la seguridad en los seis puntos del trazado del río más peligrosos para el baño. Se trata del salto desde la AP-7 junto al molino Paquero, el azud de Vila-real, el molino del Terradet de Vila-real, el azud comunitario, las Reballadores de Almassora mientras exista acumulación de agua y la playa de la Pola en el término municipal de Borriana. En agosto de 2016 un joven de 19 años perdió la vida mientras se bañaba en una zona del río en el término municipal de Vila-real, en unas pozas señalizadas como peligrosas para el baño.

"El baño no está prohibido en todo el río, solo en los puntos más peligrosos, por lo que se trata de un servicio complementario para apostar por la seguridad frente a los accidentes que hemos sufrido en años anteriores", ha defendido Galí. La primera edil ha recordado que la señalización y el personal de vigilancia "no son un capricho, sino una medida para evitar ahogamientos en puntos de gran riesgo para los bañistas y una herramienta más para prevenir contagios por la covid-19".

La presidenta del consorcio ha avanzado las "dudas" sobre un posible incremento de bañistas en la zona del Millars  y ha señalado que "es probable que muchas personas no se vayan de vacaciones a otras ciudades o que tengan miedo de visitar playas que habitualmente están muy frecuentadas y que busquen espacios naturales como nuestro río, por lo que debemos estar atentos a cómo evoluciona el verano". 

Noticias relacionadas

next