X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El PSPV aboga por aumentar la fiscalidad del juego para reducir los premios

15/01/2020 - 

VALÈNCIA (EP) El Grupo Socialista en Les Corts aboga en sus enmiendas a la Ley del Juego por aumentar la fiscalidad del juego para que se reduzca el volumen de premios y se genere, así, un efecto disuasorio en las personas que quieran apostar.

Así lo ha explicado el diputado José Muñoz, quien ha destacado que el juego se ha convertido en "un verdadero problema que ha generado alarmas en la sociedad", especialmente en sectores vulnerables como el de la juventud, y sus propuestas buscan "erradicar la lacra social en que se están convirtiendo las apuestas".

En declaraciones a los medios, ha explicado que algunas de sus propuestas se centran en la cuestión impositiva, aspecto sobre el que "nadie ha hablado", y proponen establecer que en ningún caso la base imponible podrá ser inferior al 30% del importe total de las cantidades dedicadas a la participación en el juego, con el objetivo de que se reduzca el volumen que especialmente lo q se da en premios a los jugadores se reduzca.

"Actualmente en la Comunitat Valenciana de los 345 millones de euros jugados se reparten en premios 280 millones, esta es una cifra que no se puede aguantar porque precisamente uno de los incentivos para el jugador es que los premios sean muy altos y atractivos", ha dicho. Aumentando la fiscalidad se reducirían los premios y se generaría un efecto disuasorio.

Asimismo, los socialistas también apuntan a la publicidad con el objetivo de reducirla en los medios de comunicación, que son "un elemento fundamental para que mucha gente se enganche al juego".

Dentro de sus competencias, además de quitar la publicidad institucional a los medios que publiciten establecimientos de juego, también proponen incentivos fiscales y económicos para aquellos medios y clubes deportivos "que decidan no financiarse mediante empresas que inciten al juego", ha explicado Muñoz.

Respecto a las distancias entre salas y de estas con otro tipo de instalaciones, pedirán que haya una separación de al menos 700 metros respecto a centros educativos y de rehabilitación, y también diferentes distancias entre salas. "También queremos evitar las indemnizaciones que se pudieran derivar de esto", ha precisado.

El socialista ha destacado que, en definitiva, lo que persiguen es "reducir el volumen de juego para que, de una manera natural, el mercado se regule". Se pretende dotar a la administración de una ley "efectiva para erradicar comportamientos compulsivos en materia de apuestas".

Preguntado sobre el hecho de que los tres partidos del Botànic hayan presentado por separado sus enmiendas, José Muñoz ha afirmado que se debe a la gran alarma social existente en torno a este tema y lo ha enmarcado en la "normalidad parlamentaria".

"Estamos buscando hacer una ley de máximos y no de mínimos", ha subrayado, y que todo lo que se pueda regular en ella se regule, sin necesidad de acudir a la vía reglamentaria: "Queremos atar lo máximo posible la ley, contemplar el mayor número de aristas de esta problemática tanto desde el punto de vista de los empresarios como de las personas que sufren la ludopatía".

Noticias relacionadas

next