X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ii chequeo al corredor mediterráneo en elche

El empresariado urge mayor prioridad para el Corredor, el Gobierno echa balones fuera y evita dar plazos 

29/11/2019 - 

ELCHE. Una gran oportunidad para ser más competitivos en Europa, disminuir el coste de transportar los productos, vertebrar el territorio valenciano y español con un modelo de transporte circular y no sólo radial, o reducir reducir las emisiones de CO2. Estas son algunas de las premisas que puso de relieve el jueves en el II Chequeo al Corredor Mediterráneo en la Institución Ferial Alicantina (IFA) el presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), Vicente Boluda, ante 1.500 asistentes. Durante el acto en Elche, tanto él como empresarios como Juan Roig incidieron en celeridad que merece el proyecto. Sin embargo, el Gobierno sigue sin dar plazos. En la mesa redonda del presidente de AVE con Pedro Saura —en sustitución del ministro José Luis Ábalos, reunido con Esquerra Republicana—, secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, este evitó la concreción y se limitó a hablar de objetivos e intenciones.

De hecho, sobre si se cumplirá esa finalización de todo el Corredor en 2025, respondió únicamente que "estamos trabajando para ese objetivo". Es la fecha que se plantea para la finalización del proyecto y su puesta en marcha, pero la realidad es que desde que se lleva hablando de este, han sido constantes los retrasos. De hecho, Boluda aseguró que estará en la Comunitat en 2022 "como mínimo". Muestra de ello es por ejemplo el reciente desbloqueo de una inversión de 240 millones de euros entre el nudo de La Encina y Valencia que adelantó este medio. En cualquier caso, el empresario, que aseveró durante la mañana que el plan debería haber sido una realidad autonómica en 2018 o 2019, se tomó con ironía la voluntad de Saura para con el proyecto: "No ha sido fácil conseguir el interés del Gobierno, llevamos intentándolo desde 2011". En todo caso, Boluda reconoció durante la jornada que aunque son lentos, hay avances con licitaciones de varios tramos y más inversión. 

A ese respecto, el secretario de Estado había destacado que el Corredor debe ser una palanca de transporte no sólo para la comunidad sino para todo el país, fundamental "para que se cumplan los objetivos de competitividad", además de criticar que Francia no se esté implicando lo necesario en el ambicioso plan. En cualquier caso, destacó esa oportunidad para la competitividad porque el Corredor transcurre por un territorio que acoge al 50% del turismo de todo el país y supone tanto la mitad del PIB como de la población estatal. Con todo, destacó que se han invertido en año y medio de Gobierno 2.000 millones de euros para licitar el proyecto, especificando que el presupuesto anual del Ministerio de Fomento para inversiones es de 5.000 millones. Aprovechó para sacar pecho e incidir en que ahora se ha invertido "tres veces más" que con el anterior Ejecutivo, del PP, del que dijo que a ese ritmo se acabaría el proyecto "en 20 años". 

Pocos plazos, pero con el compromiso de aumentar la inversión

Sea como fuere, Saura aseveró que se invertirán 4.000 millones de euros durante la próxima legislatura para el Corredor Mediterráneo, aunque matizó que para eso "debe haber Gobierno y es importante que tengamos unos presupuestos". Fue el único compromiso concreto que planteó de cara a trabajar en ese "objetivo" de 2025, fecha que se planteó ya en 2018; una fecha lejana porque además de la lentitud las estas licitaciones de esta envergadura, el recorrido está repleto de cuellos de botella —como el de La Encina— al no haber doble plataforma, siendo Andalucía y Murcia las comunidades con los tramos más atrasados. De hecho, esos atrasos pueden provocar que algunas declaraciones de impacto ambiental caduquen, como en el caso murciano, según los datos ofrecidos por AVE. Asimismo, también apuntó el político socialista que se ha de apostar fuerte por la intermodalidad y conectar los puertos con el ferrocarril, puesto que sólo el 2% de las mercancías salen por tren en España. 

En lo referente a las novedades con respecto al anterior chequeo, en el ámbito de la Comunitat se ha conseguido la obtención de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) para el túnel pasante de València y la segunda plataforma Castelló-València, el desbloqueo de una importante inversión para el nudo de La Encina, o la puesta en marcha del AVE hasta Elche y Orihuela "en los próximos meses", sin especificar más. Saura evitó dar plazos más explícitos para no pillarse los dedos, consciente de que hasta ahora no se han cumplido ni con el popular Íñigo de la Serna al frente ni con José Luis Ábalos, que se comprometió a que la alta velocidad llegaría a Elche después de verano de este año. Por ahora, esa llegada está en fase de pruebas de seguridad con trenes de pasajeros tras haber superado los ensayos con los trenes laboratorio. Unos plazos que no están en manos del Ministerio ya que dependen de los tiempos que marca la agencia externa que se encarga de estos controles. 

Noticias relacionadas

next