Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 26 de septiembre y se habla de seguimos trabajando redit caf Pamesa onda logistic VILA-REAL reciplasa

Hosteleros advierten de que un 20% de los locales podrían cerrar: "Nos sentimos en la cuneta"

9/07/2020 - 

VALÈNCIA. (EP) El presidente de la Confederación empresarial de Hostelería y Turismo de la Comunidad Valenciana (Conhostur), Manuel Espinar, ha advertido este jueves de que este sector está "en una situación desesperada, es la zona cero de la crisis" y a finales de año podrían haber cerrado en torno a un 20 o 30% de los 34.000 establecimientos hosteleros que hay en la región.

"Somos un sector estratégico para la Comunitat Vslenciana y para el país", ha subrayado, y representa el 26% del PIB entre la aportación directa e indirecta, pero se sienten "en la cuneta". "Habrá medidas, se pondrán, pero en este momento estamos desangelados", ha asegurado el directivo en su comparecencia en Les Corts para plantear propuestas de cara a la reconstrucción post-Covid.

Espinar ha recordado el impacto que supuso para el sector de la hostelería bajar sus persianas en marzo, tras unos meses de enero y febrero "negros" en los que el temporal destrozó muchos negocios y perdiendo, así, la facturación de Fallas, Magdalena, Semana Santa y Hogueras.

Llevan ya estos locales, ha recordado, una paralización de prácticamente seis meses, "lo que hace ya inviable la continuidad de muchas empresas", sobre todo teniendo en cuenta que el 90% son autónomos o pymes de menos de cinco trabajadores que han tenido que seguir pagando gastos fijos e impuestos pese a no tener ingresos.

Además, ahora en la desescalada han invertido en elementos de seguridad y formación de la plantilla, de cara a una temporada turística "totalmente atípica, sin turistas, un escenario inimaginable".

Y los locales, ha incidido Espinar, están vacíos por la falta de turistas y los cambios en los hábitos de consumo derivados, por ejemplo, por el teletrabajo o la desaparición de las reuniones de empresa. Solo resisten "un poco mejor" los de localidades de costa y sobre todo los fines de semana.

"Estamos en una tasa de reapertura de establecimientos cercana al 80% y el nivel de facturación está al 30%", ha dicho, mientras en el ocio nocturno hay un "tsunami" porque las condiciones de reapertura hacen que sea inviable plantearse abrir en muchos casos, y en el sector de las bodas la incertidumbre "es total".

Por ello, ha planteado una serie de medidas, entre ellas adaptar las medidas establecidas para la nueva normalidad, como que la ocupación en el interior de los establecimientos de hostelería solo esté limitada a que se respete la distancia de 1,5 metros entre mesas, sin límite de aforo.

También aboga por regular las condiciones de los cócteles y discomóviles en salones y banquetes, así como la apertura de zonas infantiles al aire libre en las masías, y establecer en los locales de ocio nocturno una superficie interior de ocupación del 75% manteniendo las distancias.

Ha solicitado, asimismo, flexibilizar los créditos ICO para el sector y refinanciarlos a ocho años porque si la recuperación de la actividad se espera a finales de 2022 el año que viene más del 90% de las empresas que los han conseguido no podrán hacer frente a los pagos.

Espinar también ha pedido ayudas y subvenciones para hacer frente a distintos gastos y a la reducción del volumen de negocio, así como el aplazamiento o suspensión del cobro de impuestos y campañas de reactivación del consumo con bonos, como en otros países, así como bajar el IVA del 10 al 4%.

Ante las preguntas de los grupos, ha indicado que ante los "conatos de gente que no se comporta como se tiene que comportar" es partidario de que las mascarillas sean de uso obligatorio: "Hemos arrancado y no podemos volver atrás; volver a confinarnos y a cerrar nuestras empresas sería no volver a abrirlas".

Ha subrayado que "nadie tiene la varita mágica" para saber qué va a pasar en el futuro y no hay nada seguro, "el Covid free es imposible", aunque "cuanto más acotemos, mejor". Este verano, ha señalado, "va a ser muy complicado y hay que vivir del turismo nacional". En el caso de la Comunitat, ha puesto en valor que el año pasado el 46% del turismo nacional recibido era precisamente de la propia región, lo que da "un halo de esperanza".

Este es un momento clave para, "una vez escampe", buscar el nicho de mercado de un turismo de alto nivel adquisitivo, porque la Comunitat ya tiene el producto, solo necesita "venderlo bien".

Asimismo, ha defendido que los ERTES se extiendan hasta diciembre y ha aludido a la falta de seguridad jurídica que sienten respecto a este tema. Respecto a si las ayudas recibidas son suficientes, ha indicado que las planteadas por la Generalitat "todavía no han llegado y deben hacerlo cuando uno levanta la persiana, no cuando uno está arruinado".

Noticias relacionadas

next