Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

La CEV rechaza que se aproveche el estado de alarma para derogar la reforma laboral

Foto: KIKE TABERNER
21/05/2020 - 

VALÈNCIA. La Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) comparte la opinión de CEOE y CEPYME y rechaza de forma contundente los intentos por aprovechar el estado de alarma para derogar la reforma laboral.

Pese a la rectificación posterior, el acuerdo entre PSOE, Unidas Podemos y EH Bildu para derogar de forma íntegra la reforma laboral evidencia cuáles son las intenciones del Gobierno que vuelve a obviar el diálogo social cuando más necesario es y desoye las recomendaciones de la Comisión Europea en sentido diametralmente opuesto. “Parece que el Gobierno no se ha enterado de que la misma Europa a la que vamos a tener que recurrir para tener liquidez y encarar la recuperación pide protección para empresas y trabajadores, agradece el papel del sector privado y resalta la importancia del diálogo social”, ha señalado el presidente de la CEV, Salvador Navarro.

La crisis económica generada por la covid-19 obliga a actuar de forma coordinada y consensuada a través del diálogo social, entre el Gobierno y los interlocutores sociales, para desarrollar un plan global de reconstrucción como eje esencial del crecimiento económico y de la generación de empleo de calidad. 

Los posibles cambios en la reforma laboral deberían contar con una negociación previa con empresarios y sindicatos. Para Navarro “cualquier paso en otra dirección es completamente irresponsable e inadmisible. Paliar la crisis sanitaria y garantizar la supervivencia de las empresas y el mantenimiento del empleo es la única prioridad ahora.  Los intereses partidistas no pueden estar por encima del interés general”.

“Nuestro mercado laboral debe aproximarse a la flexibilidad de los países del entorno con los que competimos, y no al contrario, es imprescindible para adaptarse al contexto económico, a los desafíos de la competencia, y mantener el empleo. Una mayor rigidez sólo conseguirá avocar al cierre a más empresas y que los ERTES puedan convertirse en ERES”, ha añadido.

 

 

Noticias relacionadas

next