X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

valencia cf 3-1 alavés / liga santander

La Champions depende del Valencia 

12/05/2019 - 

VALÈNCIA. Después del golpe del jueves, quién diría que Mestalla volvería a ilusionarse tan pronto. El objetivo inicial de acabar en Champions está al alcance, y con una final de Copa del Rey bajo el brazo. La Champions depende del Valencia. Los de Marcelino se impusieron al Alavés por 3-1 y tras la derrota del Getafe en el Camp Nou acaba la jornada en la cuarta posición. Por tanto, una victoria en el último partido ante el Valladolid significará jugar la máxima competición la próxima temporada. Los de Marcelino consiguieron remontar el tanto inicial de Jony gracias a los goles de Soler, Mina y Gameiro y acaba una jornada especialmente redonda para el Valencia.

El Valencia necesitaba ganar y esperar. Entrar con intensidad y buscar la portería del Alavés. Lo hizo a los seis minutos. El cabezazo de Santi Mina, una de las novedades del once junto a Jaume, lo atajó Pacheco. Los de Marcelino no cesaron en su empeño y Guedes lo intentó con un disparo que se estrelló en el lateral de la red. El Alavés también estaba dentro del partido. Jony condujo un contragolpe de libro y se la cedió a Rolán en el momento justo. Su brillante acción la ‘empañó’ Jaume parando el disparo de Rolán. Sin embargo, esa acción derivó en un córner en el que se adelantaron los visitantes. Ximo Navarro cabeceó a la red en el primer palo y puso el 0-1. Pintaban las cosas mal para un Valencia azotado por la eliminación europea.

El partido estaba difícil, pero antes de la media hora apareció el empate en un error del Alavés. Duarte midió mal al ceder a Pacheco y Carlos Soler, el más listo de la clase, tuvo fe en la jugada y remató a la red para poner el 1-1. El Valencia volvía a estar dentro del encuentro. El gol fue una inyección de moral para los locales, que en cuatro minutos remontó el partido. Parejo puso un balón preciso y la ambición de Santi Mina puso el 2-1. Un cabezazo inapelable del gallego. El Alavés no daba su brazo a torcer, competitivos los de Abelardo hasta el final. Jony era el generador de juego. La culminación de Rolán rozó el palo para alivio de Mestalla. Marcelino pedía el apoyo incondicional de Mestalla, el Valencia ya era cuarto tras el gol de Arturo Vidal en el Camp Nou. Muchos motivos para animar, luchar y creer. Rodrigo tuvo el tercero antes del descanso, pero desperdició el espléndido pase de Wass. Con el 2-1, se llegaba al descanso.

Tras la reanudación, el deseo de todo el valencianismo era que la jornada acabara como estaba. Todo sonreía. El Valencia era cuarto, dependía de sí mismo y tendría que visitar a un Valladolid que no se jugaba nada. No obstante, quedaban 45 minutos para resolver el devenir de la jornada. El Valencia retrasó las líneas e incitó al Alavés a adelantar las líneas. Pasaban pocas cosas en el partido, escenario que beneficiaba a los locales.

Entró Gameiro para tranquilizar el ambiente. La segunda vuelta del francés bien vale su continuidad. Gayà puso un centro angelical para que Gameiro como un ‘9’ puro, picara su cabezazo para hacer el 3-1 y obligar a Mestalla a estar expectante de lo que pudiese ocurrir en el Camp Nou. El papel del ‘9’ valencianista como revulsivo suele ser una apuesta ganadora.

Finalmente, el Valencia consiguió los tres puntos al Alavés y acaba la jornada en la cuarta posición. A solo una victoria de la Champions.

Noticias relacionadas

next