X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

La Fundación V EMF, organizadora de los actos de la visita del Papa, asegura al juez que era privada

16/05/2019 - 

VALÈNCIA (EFE). El representante legal de la Fundación V Encuentro Mundial de las Familias (EMF), que organizó los actos para la visita del Papa a València en 2006, Francisco Javier Jiménez, ha declarado ante el juez que esta entidad siempre tuvo un carácter privado, y que como tal no estaba sujeta a la normativa de la contratación pública.

Jiménez ha comparecido este jueves como investigado ante el Juzgado de Instrucción número 5 de Valencia y ha explicado que el rectorado de la Universitat de València, en cuya Facultad de Derecho trabaja como profesor de Derecho Procesal Administrativo, le permitió desarrollar su labor de representante legal de la fundación porque consideró que se trataba de una entidad privada y que, por tanto, no incurría en incompatibilidad alguna.

Según las fuentes judiciales consultadas, también ha declarado este jueves en calidad de investigado Antonio Corbí, párroco de la iglesia de San Nicolás de València y ex secretario particular del que fue arzobispo de Valencia y posteriormente cardenal, Agustín García-Gasco, fallecido en Roma en 2011 a los 80 años.

En su declaración, Corbí ha señalado que, inicialmente, el objeto de la Fundación fue únicamente organizar el V Encuentro Mundial de las Familias, en un acto que podría haberse celebrado en el estadio de Mestalla aunque a finales de 2005 se supo que este evento contaría con la visita del papa Benedicto XVI y cobró una dimensión mucho mayor.

En este sentido, ha admitido que la responsabilidad de las contrataciones y las adjudicaciones que hizo la Fundación fue de García-Gasco, que recibía instrucciones concretas del Vaticano sobre las características que debía tener el altar donde el papa ofició una misa, entre otras cuestiones.

Según ha explicado al juez y al resto de partes, García-Gasco conocía el entramado empresarial valenciano, de modo que las decisiones organizativas las tomó él.

Noticias relacionadas

next