Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

La Generalitat destina 229 millones a la Renta Valenciana de Inclusión

1/06/2020 - 

VALÈNCIA. (EFE) La Generalitat Valenciana, a través de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, destina actualmente 229,2 millones de euros para la aplicación de la Renta Valenciana de Inclusión, lo que supone haber incrementado un 1.000 por cien el presupuesto desde 2015.

La Conselleria de Igualdad prevé que se destine más dinero a la Renta de Inclusión a lo largo de este año para seguir ampliando la cobertura de la prestación. 

Añade que la configuración del Ingreso Mínimo Vital, tal y como se ha conocido hoy gracias a la publicación en el BOE, impedirá a corto o medio plazo que se puedan complementar ambas prestaciones, lo que conllevará la convivencia de ambas.

Según la Conselleria, el Real Decreto Ley publicado hoy indica que se podrán establecer los oportunos convenios entre la Administración General del Estado y las comunidades autónomas, ya que la nueva norma no prevé mecanismos de comunicación entre ambas instituciones, lo que dificultará el traspaso de datos.

Además de la cuestión económica, la Conselleria de Igualdad considera imprescindible vincular estas prestaciones a itinerarios de inclusión sociolaboral como los que se llevan a cabo a través de la ayuda valenciana. 

En 2015 se consignaron 20,5 millones, aun con el presupuesto del PP, con la Renta Garantizada de Ciudadanía, y desde entonces se ha pasado a los 229 actuales con la Renta Valenciana de Inclusión. En total, desde 2015 las ayudas para este tipo de prestaciones suman 556,6 millones, según ha informado la Conselleria.

Con la Renta Valenciana de Inclusión, la evolución de estas prestaciones ha sido tanto económica como de concepto ya que supuso el incremento del importe de la ayuda, la ampliación y flexibilización de los requisitos para acceder, el aumento de tiempo de cobertura de la prestación y el ahorro en la gestión burocrática.

Además, se garantizó un derecho subjetivo a una prestación económica que permite cubrir necesidades básicas, como es el acceso a una vivienda o el pago del agua, la luz o el gas en una sola ayuda. 

Las personas destinatarias tienen el acceso directo, en el mismo trámite y sin tener que gestionar nada más, a otros tipos de ayudas, como las becas de educación infantil, ayudas de libros de texto, gastos de matrícula de educación, becas de comedor escolar, sanidad universal y prestación farmacéutica y ortoprotésica.

La Renta Valenciana de Inclusión es de carácter indefinido siempre y cuando persista la situación que hace necesaria su percepción y la renovación se hará cada 3 años; y amplía la edad para poder solicitarla hasta los 16 años, en aquellos supuestos especiales como las de personas jóvenes extuteladas por la Generalitat o con personas a su cargo.

Es una medida de crédito ampliable y, si se agota la previsión anual, el presupuesto se modifica para darle cobertura. 

Así, mientras en 2015 la consignación inicial fue de 20,5 millones, la ejecución elevó esta cuantía a los 29 millones gracias a las ampliaciones de crédito, y lo mismo ha sucedido en los años siguientes como en 2019, cuando se realizaron cuatro ampliaciones de crédito y se pasó de los 100 millones iniciales a los 150. 

Noticias relacionadas

next