Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el editor pide un final "justo"

La editorial valenciana Pre-Textos acusa de "engaño" al agente literario de Louise Glück

16/11/2020 - 

VALÈNCIA (EP). Una "corriente de solidaridad" que ha desbordado todas las previsiones y que "conmueve". Así define el editor de Pre-Textos, Manuel Borrás, la ola de simpatía y reconocimiento que está recibiendo la editorial tras conocerse el abandono de la poeta Louise Glück después de ganar el Premio Nobel y las "maneras autoritarias" y el "engaño" por parte de su agente literario.

El editor valenciano, que ha dirigido una carta certificada a la autora, alberga aún la "pequeña esperanza" de que esta intervenga para que el caso tenga un final "justo". "No quiero creer que un Premio Nobel haya podido corromper tanto", manifiesta.

Así lo ha aseverado Borrás, en declaraciones a Europa Press, a raíz de la polémica que ha causado que el agente literario de la escritora norteamericana, Andrew Wylie, haya roto con la editorial valenciana
-que apostó por Glück hace 14 años- e, incluso, le exija la destrucción de los ejemplares almacenados, según desveló el escritor Andrés Trapiello en un artículo en 'El Mundo'.

Hace 14 años que Pre-Textos publica en español la obra de Louise Glück, de la que ha lanzado siete títulos, el último, 'Una vida de pueblo', acaba de salir en mayo de 2020, en plena pandemia. Y ello, destaca Borrás, por una convicción en la literatura de calidad, ya que las ventas han sido exiguas. "Incluso después del Premio Nobel, tenemos excedente de ediciones de 1.000 ejemplares. Estamos hablando de unas ventas miserables", apunta.

Pese a esto, y mientras la editorial valenciana intentaba negociar la renovación de los derechos, supo, gracias a que fue "puesta en antecedentes" por colegas, que se le estaban ofreciendo a otro.

"Ha habido desde el principio un movimiento de solidaridad y compañerismo que quiero agradecer en público, porque, si no, no me habría enterado de esta infamia", recalca Borrás, que afea al agente literario que, no solo no avisó de sus intenciones, sino que "estuvo distrayendo" a Pre-Textos pidiendo cosas como que les enviaran ejemplares de lo publicado que ya tienen por contrato. "Esto le retrata moralmente", incide.

A partir de ahí, la editorial valenciana dirigió hace unos diez días una carta certificada --que aún no ha sido entregada en mano, según ha podido constatar Borrás-- en la que le informa de los hechos y le pide su opinión.

"Es la única esperanza que nos queda, --prosigue-- quiero creer en Louise, que es una persona que en su trayectoria ha denunciado estas prácticas. En todo caso, que quede constancia y que la gente pueda distinguir entre aquellos que creemos en la cultura también como mejoramiento de las personas y aquellos que solo la tienen como medio para agrandar su billetera".

Manuel Borrás ha reiterado su agradecimiento porque a lo largo de todo el proceso se están sintiendo "muy acompañados" gracias al aliento procedente desde "el sector editorial, universidades americanas, de toda Latinoamérica, bibliotecas nacionales y europeas y políticos".

Entre las muestras de apoyo que se han hecho públicas figura la del president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, quien ha colgado en redes sociales el siguiente mensaje: "Todo mi apoyo a la editorial valenciana Pre-Textos. Llevan 45 años apostando por la calidad literaria. Ellos nos descubrieron a Louise Glück hace 14 años. Ellos merecen seguir siendo sus editores ahora que es Nobel. Es de justicia, y no solo poética". También desde el Gremi de Llibrers de València han enviado "todo el apoyo a Pre-Textos" y "un fuerte abrazo".

"La marca somos nosotros"

Por último, desde Pre-Textos critican que se pretenda "borrar a la autora de la faz de su catálogo" y avanzan que no lo vana a hacer. "Se pide en una carta de una manera autoritaria que borremos el nombre de Glück de nuestro catálogo, ellas es una autora, una persona, no una marca, la marca somos nosotros", defienden.

Y añaden que no quieren entrar en litigios porque saben "el desgaste emocional" que supone. De hecho, admiten que estos días están siendo "un sinvivir".

next