Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRAND PLACE / OPINIÓN

La gran huida (Dreamscape)

19/05/2020 - 

Mari-Grey esperaba en el andén, medio oculta entre la caseta de la aduana y el puesto de control biométrico. La Tieta había conseguido contactarla, pese a que hacía tiempo que había pasado al OtroLado con LosOtros. Viajar a la ZonaZero-BXL se había convertido casi en un sueño imposible. Viajar, en general, era una odisea. Antes del verano del AñoZero ya comenzó a hablarse del Immunity Passport. El virus seguía latente y los gobiernos nacionales se habían pertrechado declarando la cuarentena para todo viajero que cruzara sus fronteras, también las del espacio Schengen del Territorio-Europa, violando una de las libertades del Tratado-UE, la libertad de movimiento para los ciudadanos europeos.

-Al final lo has conseguido… Salgamos fuera antes de que nos pare la POLITI. No sé si llevarás el i-Passport -Immunity Passport- en regla. Las normas cambian cada hora. A cada Decreto Ley, le sigue una Orden Ministerial que contradice lo acordado minutos antes. Además, están los drones sobrevolando la Gran Place… Mejor si nos alejamos de la estación. 

-Mari-Grey, esto está siendo cada vez más complicado. Tengo el i-Passport con el permiso del e-Health… Pero, aún así, los controles biométricos son exhaustivos por todos los aeropuertos y estaciones de tren. Y lo peor es que el gobierno de la Unión aún no ha homologado todas las normas de movilidad que están adoptando las AirC -compañías aéreas-. Si no toma pronto el control, LaGranFábrica lo hará en su lugar, con su 5-G.

Las compañías aéreas ejercían el primer control de movilidad internacional en mayo de 2020, decidiendo quién tenía derecho a subir a un avión y quién no, en el mismo aeropuerto y a pie de pista. Todas las leyes de movilidad y del derecho de los consumidores, que habían apagado su billete, estaban siendo vulnerados en el Territorio-Europa, el más garantista del mundo en cuanto a seguridad jurídica.

No eran los únicos que habían tomado el poder. Hace cincuenta años, antes de que terminara aquella primavera -la primera del Covid-19-, la OMS -Organización Mundial de la Salud- publicó una guía sobre “el ajuste de la salud pública y las medidas sociales para la próxima fase de la respuesta covid-19”. Algunos gobiernos habían sugerido que la detección de anticuerpos contra el SARS-CoV-2, el virus que causa covid-19, podría servir como base para un "pasaporte de inmunidad" o "certificado libre de riesgos" que permitiría a las personas viajar o regresar al trabajo asumiendo que están protegidas contra la reinfección. 

La OMS llegó a negar la capacidad científica de las autoridades médicas y los sistemas de salud pública para certificar la inmunidad. “En este punto de la pandemia, no hay evidencia suficiente sobre la efectividad de la inmunidad mediada por anticuerpos para garantizar la precisión de un pasaporte de inmunidad o certificado libre de riesgos. Las personas que asuman que son inmunes a una segunda infección, porque han recibido un resultado positivo en la prueba, podrían ignorar los consejos de salud pública”. Esta comunicación de abril de 2020, estaba basada en 21 informes científicos, la mayoría proveniente de expertos de LaGranFábrica.

No dijeron qué gobiernos, ya que precisamente la presidenta de la Unión, acababa de manifestar su rechazo. Ursula von der Leyen insistió en que el “pasaporte de inmunidad” requerido para viajar no era lo más aconsejable, como algún país estaba valorando. El motivo era que algunos ciudadanos intentarían contagiarse para adquirir esta inmunidad al virus, lo que provocaría una nueva escalada de la enfermedad. Además, algunos expertos advirtieron de que los certificados de inmunidad podrían crear una sociedad de dos niveles, exacerbando las desigualdades sociales. Esto último no lo entiendo, aunque la Tieta intentó explicármelo con algo de LaInternacional. 

La Politi 

Antes de que se implantara como obligatorio el pasaporte de inmunidad y la cuarentena en todo el Territorio-Europa, la Tieta logró pasar a la ZonaZero-BXL, más cerca de LosOtros y del gobierno del Territorio-Europa, donde tenía una cita con Marc para preparar el movimiento de LaResistencia. 

Mientras se alejaban hacia el Bois de la Cambre, una zona boscosa que Mari-Grey conocía bien por sus interminables caminatas, el dron de la Politi sobrevolaba sus cabezas con un zumbido de abeja y una llamada a mantener las normas de distanciamiento social. Las calles estaban desiertas aquella mañana de finales de mayo en el centro histórico de Bruselas… -se llamaba así-.

-¿David? Soy Laura. No pude despedirme de ti. Tenía que volar a la ZonaZero-BXL antes de que mi chip se activara y no estaba segura de que tuvieras el tuyo en modo-avión. Quiero investigar los pasos que siguió la Tieta… Lo siento. Sí, yo también tengo ganas de verte sin mascarilla… y sin guantes. Tal vez a mi vuelta. No dejes de pensarme…

next