X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 20 de febrero y se habla de reggae soundsystem pesca citricos BEGOÑA CARRASCO PPCS Ikea castellón

opinión

La importancia de una gestión activa y una diversificación adecuada

El analista de XTB apunta que estamos en un buen momento para ajustar las carteras de inversión y plantear estrategias neutras ante volatilidades importantes

11/02/2019 - 

MADRID. Los inversores de renta fija están más pendientes que nunca de la curva de tipos que están generando los bonos. En las circunstancias actuales, y debido al gran volumen de noticias desestabilizadoras que se están dando en el mercado, medir el previsible riesgo se presume clave en un periodo donde el mercado es mucho más volátil de lo que nos tenía acostumbrados.

En la actualidad, la curva de tipos está relativamente invertida y esta circunstancia en el pasado hubiera aventurado una desaceleración económica. Asimismo, se sustenta también con los datos macroeconómicos que se están dando, siendo estos menos sólidos en referencia a lo que venían dándose con anterioridad. Aunque esta situación no es clave para el abandono de las inversiones, ya que dicho freno puede ser sólo un espejismo, se debería contemplar la posibilidad del estancamiento en esta situación, lo que nos llevaría a acomodarnos en la parte alta del ciclo o adelantarnos a un cambio en el ciclo económico. 

Ante este escenario para la renta fija, debemos valorar más que nunca  la clara alternativa que plantea la renta variable sin obviar diferentes factores. El primero de ellos es analizar la clara senda alcista dentro de Estados Unidos, que ya encamina los diez años de subida, frente a un mercado mucho más volátil dentro de Europa. Aquí los índices corren suertes dispares, llegando a ver caídas dentro de algunos selectivos durante los últimos cuatro años. Otro motivo relevante es que cada vez gana más peso la agilidad dentro de mercado, lo que proporciona en muchos momentos estar dentro de renta variable en una liquidez total.

Ante  estos dos factores clave, lo más importante es una gestión activa y una diversificación adecuada. Este comienzo de año ha sido bastante positivo para la renta variable a nivel global, siendo tal vez momento de ajustar las carteras, plantear estrategias neutras ante volatilidades importantes y centralizar las inversiones en sectoriales que puedan tener un alto recorrido de futuro o que actualmente tengan un precio de descuento interesante respecto a su valor en fundamentales.

Jorge López es analista de XTB

Noticias relacionadas

next