Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

LA CONSELLERIA HA REALIZADO 241 DERIVACIONES 

La sanidad privada pide más actividad ante el escaso número de pacientes derivados por la pública

3/04/2020 - 

VALÈNCIA. Los hospitales de la sanidad privada de la Comunitat Valenciana siguen prácticamente sin actividad a la espera de los pacientes derivados de la Conselleria de Sanidad. Desde hace más de dos semanas, las direcciones de los centros dieron la orden de ir vaciando las consultas y cancelando citas con la misión de liberar todos los medios sanitarios que pudieran ser requeridos por la administración para abordar la crisis sanitaria derivada del coronavirus. 

Sin embargo, casi medio mes después, los hospitales privados siguen sin prácticamente actividad y con sus recursos humanos desempleados a la espera de derivaciones que, en el caso de la Comunitat Valenciana, han sido mínimas. Según desvelaba este jueves en su comparencia la consellera de Sanidad, Ana Barceló, concretamente han sido 241, aunque no ha especificado en qué especialidades además de Urgencias y Oncología, que se están derivando tanto a la privada como al IVO. 

Unas cifras aportadas tras las críticas realizadas desde la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE), patronal del sector, desde donde criticaban la infrautilización de las instalaciones por parte de algunos gobiernos autonómicos, entre ellos el de la Comunitat Valenciana. Y es que, según reconocen desde varios hospitales valencianos, la reducción de pacientes que llegan a sus instalaciones ha sido drástica. 

“Hacemos un llamamiento a todas las regiones para que empleen a fondo toda nuestra capacidad instalada allí donde sea necesario, en lugar de levantar hospitales de campaña, porque estamos completamente convencidos de la capacidad de trabajo conjunto de una sanidad única y porque el mejor aprovechamiento de nuestra dotación irá en beneficio de los afectados por el Covid-19”, señala Carlos Rus, presidente de ASPE.

Derivar a todos los pacientes de otras patologías

Desde la patronal proponen que en toda las regiones donde hay menor estrés asistencial y la pública puede cubrir las necesidades de afectados por el contagio, se derive a la privada todo el resto de las afecciones o patologías que en este momento estén en curso con internamiento hospitalario o en urgencias, de forma que se liberen las infraestructuras de la sanidad pública para hacer frente a la crisis y se minimice el riesgo de contagio de otros pacientes. Una estrategia desarrollada por sanidad pública en Castilla-La Mancha.

En este sentido, desde ASPE llaman la atención del sector de provisión sanitaria que algunas comunidades autónomas hayan decidido levantar infraestructuras provisionales de contingencia para atender la presión de ingresos de los afectados por el coronavirus, cuando disponen y no emplean de los recursos de la sanidad privada. Cabe recordar que este mismo jueves se estaban montando las primeras tiendas junto al Hospital de la Fe. 

"En Valencia, la actividad que se está derivando es mínima y por iniciativa de los departamentos", insiste Rus, quien recuerda que en la Comunitat Valenciana la sanidad privada está por encima de las 2.000 camas y las UCI son alrededor de 140. Durante el estado de alarma, los hospitales se encuentran bajo el mando de la administración pública y no facturan de las aseguradoras ni de los pacientes privados, mientras siguen pagando nóminas. 

Entre los hospitales privados de la sanidad privada en la Comunitat Valenciana se encuentran grupos como IMED, Casa Salud, Vithas o Quirón. "Esta situación repercutirá en el sector", señala el presidente de ASPE. Motivo, por el que han planteado al Ministerio de Industria una propuesta de plan económico del sector. 

5.200 pacientes hospitalizados en la privada

Según la patronal de los centros sanitarios privados, los centros hospitalarios en España registran 5.200 pacientes hospitalizados en activo, 610 en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y ha registrado 12.500 positivos. La plantilla a disposición de la crisis en centros sanitarios con internamiento es de 93.000 profesionales, entre sanitarios y sociosanitarios. 

Mientras, la infraestructura a disposición a nivel nacional es de 52.000 camas de carácter general y 2.800 de UCIs, contando entre estas últimas tanto las instaladas de forma permanente, como las camas que se ha requerido ampliar en regiones con focos de contagio muy activos.

Noticias relacionadas

next