Hoy es 14 de abril y se habla de azulejo actm transporte Aeropuerto de castellón Aerocas

estudio 'jóvenes y vivienda 2020' de aedas homes

La segunda ola frena los planes de comprar vivienda de 1 de cada 4 jóvenes valencianos

18/12/2020 - 

ALICANTE. El de los jóvenes es uno de los colectivos que más dificultades tiene para acceder a una primera vivienda, y la pandemia ha hecho que muchos de ellos, que tenían entre sus planes de futuro invertir en su primer hogar, hayan cambiado de idea. Según el estudio 'Jóvenes y Vivienda 2020', elaborado por la inmobiliaria Aedas Homes a partir de la información procedente de una encuesta online realizada a 1.000 personas de entre 25 y 34 años a finales de noviembre, uno de cada cuatro jóvenes de la Comunitat ha frenado sus planes de adquirir una vivienda como consecuencia de la segunda ola de la pandemia.

Según los resultados del estudio, en España casi 7 de cada 10 jóvenes que pensaban adquirir su primera vivienda en los próximos meses mantiene sus planes pese a la incidencia de la segunda ola y las restricciones asociadas, con el consiguiente impacto económico. No obstante, el 23% de los encuestados afirma que la pandemia sí ha frenado sus planes de comprar una casa, mientras que otro 7,6% no lo tiene claro. Sin embargo, en el caso de la Comunitat Valenciana el resultado varía: un 26% de los jóvenes sí ha anulado sus planes de adquirir un inmueble, más de 1 de cada 4.

El estudio muestra una gran disparidad en el impacto de la segunda ola sobre los jóvenes compradores de vivienda en función de la autonomía. Si en el caso valenciano, los que han abandonado sus planes son algo más que la media (el 23% en España), hay regiones donde apenas ha habido cambios de planes, como Asturias o Cantabria, donde renuncian a la compra uno de cada diez, y otras donde el impacto ha sido muy significativo, como Aragón (4 de cada 10 renuncian) o La Rioja (la mitad).

La encuesta también pregunta a aquellos jóvenes que no estaban pensando en comprar su primera vivienda, sino en cambiarla. Es decir, adquirir un nuevo inmueble para mudarse desde el primero (una tendencia al alza entre aquellos con posibilidades económicas, en busca de mayores espacios tras el confinamiento). En este sentido, la segunda ola ha afectado menos: 8 de cada 10 siguen con sus planes en España, y en la Comunitat son casi 9 de cada 10 los que no se han dejado influir por la segunda ola en sus planes de mudarse.

La falta de ahorros, el principal freno

En cuanto a la situación de los jóvenes que buscan casa, el estudio concluye que el 80% está trabajando, y que el 60% vive en pareja. Sólo el 10% de los jóvenes es capaz de afrontar solo el pago del alquiler o la cuota hipotecaria, el resto necesita ayuda, bien sea de compañeros de piso (5%), o de sus padres porque aún siguen viviendo con ellos (28%). Casi la mitad de los jóvenes, según el estudio, no puede adquirir en estos momentos una vivienda en propiedad porque no dispone de suficientes ahorros para hacer frente a la inversión que no cubre la hipoteca (el 20% del importe de compraventa, entre el 8 y el 10% del importe en impuestos, y los gastos del procedimiento).

Así, el 46,4% de los encuestados afirma que el principal freno para comprarse una vivienda nueva es que "no tengo suficientes ahorros", frente a un 18,1% que explica que "no tengo suficiente estabilidad económica o no tengo trabajo". Un 16% se justifica en la incertidumbre económica para no comprar, y algo más del 10% cree que con la crisis sanitaria los precios bajarán, por lo que "prefiero esperar". Otro pequeño porcentaje, del 9%, asegura que su problema es que no tiene claro qué casa necesita o qué localización quiere.

La tasa de esfuerzo económico para adquirir una vivienda en la Comunitat Valenciana (el porcentaje de los ingresos fijos que hay que destinar a la operación) es algo más alta que la media española, según el estudio de Aedas Homes. Así, los ingresos mensuales por hogar en España ascienden a 2.124 euros, mientras que en la Comunitat Valenciana son de 2.214 euros, algo superiores. Sin embargo, la tasa de esfuerzo económico nacional es del 30,8%, mientras los valencianos tienen que destinar a pagar su hipoteca o su alquiler el 33,1%, más de dos puntos más.

Noticias relacionadas

next