Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Las emisiones de la Comunitat Valenciana mejoran en 2019 tras aumentar un 3,2 % en 2018

11/10/2020 - 

VALÈNCIA (EFE). Las emisiones verificadas de CO2 en la Comunitat Valenciana se redujeron en 2019 después de haber aumentado un 3,2 % el año anterior, hasta los 8,9 millones de toneladas, de las que un tercio procede de las instalaciones industriales de azulejos y baldosas.

Este sector es el de mayor número de instalaciones (117) de las emisiones verificadas sujetas a la Directiva europea de un total de 180 en la Comunitat, que representan el 21,2 % del total nacional, según datos del estudio anual de 2018 de la Fundación Empresa y Clima, el último presentado.

La directora de la fundación, Elvira Carles, ha asegurado a EFE que, aunque no puede ofrecer todavía los datos correspondientes a 2019, son mejores que los del año anterior ya que después de un año malo, viene uno mejor -lo que llama diente de sierra- en la composición del mix energético por un crecimiento de la generación de renovables.

"Si hay años lluviosos, el mix es más renovable, y si hay años sin lluvia, como pasó en 2018, se reduce la generación de renovables", según ha explicado en referencia a que desde el punto de vista hidrológico, 2018 fue un año pluviométrico seco en la Comunitat Valenciana.

Por el contrario, las condiciones meteorológicas fueron más favorables a la generación de energía de origen renovable durante 2019.

España es un país con muchas horas de luz solar pero "no se aprovecha nada", y Elvira Carles considera que la sociedad debería exigir a las Administraciones correspondientes "más energía eléctrica renovable, más solar fotovoltaica".

Volviendo a los datos, el sector de azulejos y baldosas emitió prácticamente lo mismo en 2018 que el año anterior (2,9 millones de toneladas), la industria de cemento -en segundo lugar- 1,9 millones, las instalaciones de ciclo combinado 1,6, y el refinado de petróleo 1,2.

En 2017, todas las comunidades autónomas, a excepción de la valenciana, incrementaron sus emisiones totales con respecto a 2016.

La director general de Cambio Climático, Celsa Monrós, ha valorado el esfuerzo que están haciendo las industrias intensivas en energía en la reducción de las emisiones al ritmo de lo que permite la tecnología, y ha asegurado que la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica quiere acompañar en ese proceso de exploración de nuevas tecnologías renovables que les ayuden a ser más eficientes.

"El Green Deal -ha dicho- será muy importante para conseguir que estas empresas puedan acceder a I+D y a nuevas tecnologías que consigan reducir su huella carbónica, por que si no, se deslocalizarían y suponen el 50 % del PIB de Castellón", en referencia a la industria azulejera.

Respecto al resto de sectores (vivienda, movilidad), en lo que se consideran emisiones difusas, la Conselleria considera que hace falta un instrumento normativo y por eso impulsa la Ley de cambio climático y transición ecológica de la Comunitat Valenciana, que se encuentra en fase de estudio de las alegaciones al anteproyecto y de consultas con el resto de direcciones generales al ser una norma transversal.

Esta ley fija una reducción de las emisiones del 40 % en 2030 con el objetivo de ser neutros en emisiones en 2050, y habla de planes de transición.

"Tenemos que hacer un cambio profundo, porque desde 1990 no hemos reducido las emisiones sino que las hemos aumentado", ha señalado Monrós, que se refiere a la necesidad de que todos los ayuntamientos tengan un plan de acción de clima y energía para mitigar los gases de efecto invernadero, que apoyará con ayudas la Dirección General.

Se trata de ayudas a los que estén "haciendo los deberes" y ya hay más de 200 adheridos al pacto de alcaldes, porque dar los primeros pasos es fácil, lo difícil es continuar e implementar las acciones.

Monrós destaca el papel de la Diputación de Valencia en subvencionar y prestar asistencia técnica para la elaboración de inventarios de gases de efecto invernadero y planes de acción.

Noticias relacionadas

next