Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

apuntan a un protocolo de sanidad por el coronavirus

Las matronas denuncian que las embarazadas no puedan tener acompañante en el parto ni epidural

7/04/2020 - 

VALÈNCIA. Las medidas tomadas en nombre de evitar la expansión de los contagios por coronavirus está provocando desacuerdos de algunos profesionales sanitarios. En esta ocasión han sido las matronas. Y es que no entienden el protocolo emitido por la Conselleria de Sanidad donde establece que las mujeres embarazadas no pueden estar acompañadas en el momento de la dilatación y paritorios al entender el departamento de Ana Barceló que supone un riesgo de contagio para la madre. 

Así lo señalan desde la asociación Comares, quienes aseguran que algunas gerencias ya están aplicando esta nueva orden. Desde el colectivo insisten en que no hay una motivación para tomar esta decisión al haberse tomado sin evidencia científica. "Está contraviniendo la evidencia científica disponible y las indicaciones de las máximas autoridades sanitarias actualmente sobre atención al parto de las mujeres en caso de pandemia por Covid-19", aseguran. 

Y es que aseguran que las últimas publicaciones del Ministerio avaladas por la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia), SENEO (Sociedad Española de Neonatología), FAME (Federación de Asociaciones de Matronas de España), AEM (Asociación Española de Matronas), SEEN (Sociedad Española de enfermería Neonatal), OMC (Organización medica colegial de España) y CGEE (Consejo General de Enfermería de España) y otros organismos oficiales siguen recomendando la presencia de acompañante durante el parto.

En la orden se indica que debe interrumpirse el acompañamiento de la mujer gestante en dilatación y paritorios, habilitando una serie de medidas que desde la asociación califican como "completamente irrealizables y carentes de todo contacto con la realidad que se está viviendo en los paritorios". Entre éstas está la utilización de dispositivos smart o de videoconexión, aunque aseguran que no se dispone de ellos. También insisten en que no tiene sentido al ser normalmente el acompañante la persona con la que la parturienta vive confianada y con la que convivirá tras recibir el alta. 

"El mayor peligro hoy en día para una mujer gestante sana y su bebé somos precisamente el personal sanitario, uno de los focos principales de contagio y no al revés", insisten.

Falta de epidural

Además, aseguran que no hay anestesistas y analgesia epidural a disposición de las mujeres gestantes y existen escasez de matronas, por lo que se hace imprescindible la presencia de una persona de confianza de la mujer que le acompañe en todos los momentos del parto, desde la dilatación, el expulsivo y el posparto inmediato.

"Lesiona los derechos y libertades susceptibles de amparo constitucional, realiza indicaciones al personal sanitario que podrían ser constitutivas de infracción penal, constituyendo delito contra la salud pública e impedimento de ejercicio de derechos cívicos y prescinde total y absolutamente del procedimiento legalmente establecido para dictar actos administrativos sanitarios", señalan desde la asociación.

Recuerdan que la Ley 10/2014 de Salud de la Comunitat Valenciana, recoge el derecho de la mujer a estar acompañada por la persona designada por ella a este efecto, en todas las pruebas y actuaciones médicas realizadas durante el embarazo, incluidos los casos de aborto o defunción perinatal, en la atención al parto o cesárea, ya sea programada o urgente y en las actuaciones médicas realizadas en el posparto. Por este motivo, piden que se deje de forma inmediata sin efecto la orden y que se publique un protocolo "acorde a la evidencia científica".

Noticias relacionadas

next