Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Oltra: "Es más eficaz imponer más restricciones que estar siempre rengueando, que es lo que pasa ahora"

12/01/2021 - 

VALÈNCIA (EP). La vicepresidenta, portavoz del Consell y colíder de Compromís, Mónica Oltra, ha vuelto a justificar este martes la postura de su formación a la hora de adoptar medidas más restrictivas que incluyen el adelanto del toque de queda nocturno a las 20.00 horas o la suspensión de la actividad de sectores no esenciales, porque considera que esa aplicación "es más eficaz que estar siempre rengueando, que es lo que está pasando ahora".

Así lo ha indicado en una entrevista en La Hora de la 1, recogida por Europa Press, en la que ha apuntado que la Comunitat Valenciana, con la incidencia acumulada, la curva ascendente en contagios y el récord de ingresos en los hospitales, "están dando la cara los contagios que se produjeron en los encuentros de Navidad", sin contar con los que vengan de la Nochevieja.

"Desde la parte del gobierno que represento, llevamos diciendo desde noviembre que hacen falta medidas mucho mas estrictas", ha dicho, aunque ha recalcado que en la Comunitat "se instaló un mantra que era salvar la Navidad", en alusión a la posición mantenida por los socialistas en el Botànic, pese a que ella misma advirtió en numerosas ocasiones de que "salvar la Navidad era que estuviéramos todos en la mesa, aunque fuera en mesas diferentes, y que este año hay otra Navidad y que no faltara nadie".

Sin embargo, ha lamentado que ahora "es obvio que están dando la cara los contagios que se produjeron durante los encuentros de Navidad" y que reflejan un número creciente de casos y una presión hospitalaria y en las UCI "durísima", con un personal sanitario "exhausto" al que "les falta gritar que se tomen medidas más estrictas, como Baleares", ha expuesto.

En este contexto, Compromís reunió este lunes a su órgano de coordinación, que decidió pedir al Gobierno central un confinamiento parcial, y no como el de marzo de parar toda la actividad, sino que incluya mantener la actividad académica en marcha y parte de la económica.

Proceso de vacunación

Esto implica el cierre de la hostelería, establecimientos de ocio, turísticos, hoteleros o centros comerciales de más de 800 m2 que no sean de venta de productos esenciales. A juicio de la coalición, según ha concretado, "habría que suspender la actividad, al menos hasta final de mes, porque en este momento lo más importante es no comprometer el proceso de vacuna y no estresar y poner bajo la presión que estamos poniendo al sistema sanitario y sus trabajadores".

Asimismo, se incluye que no pueda haber encuentros entre no convivientes, excepto la parte que tenga que ver con la prestación de cuidados y ayuda con la crianza, pero sobre todo evitar "el estado relacional", que considera que es "prescindible en este momento".

"Hay que suspender la actividad de manera que aguantemos tres semanas, frenemos los contagios, seguimos vacunando y es más eficaz que estar siempre rengueando, que es lo que está pasando ahora", ha defendido, porque sostiene que cerrar la hostelería a las 17.00 horas tampoco viene bien al sector. En esta línea, la coalición también propone un paquete de ayudas a los sectores afectados.

Oltra ha señalado que dirigen al Gobierno central la petición de adelanto del toque de queda a las 20.00 porque la Comunitat Valenciana no tiene competencias para hacerlo o, también, plantea que se modifique el decreto de alarma para recoger la posibilidad de que las CCAA adelanten a esa hora el confinamiento nocturno.

Postura compartida con UP

Oltra, que ha señalado que se trata de una posición compartida con Unides Podem, el tercer socio del Botànic, ha argumentado que no se trata de un "problema de interlocución" con el PSPV que dirige Ximo Puig, sino que lo ha definido como "un fenómeno de distintas visiones y propuestas", en un debate que también se produce en el seno de la sociedad, al tiempo que considera que es bueno que los ciudadanos conozcan las opciones en las que se mueve cada parte.

En esta línea, aunque admite que hay "muchas incógnitas" sobre el virus, "sí que tenemos una certeza: que el confinamiento funciona" y ha sostenido que "probablemente, si no se hubiera hecho una desescalada para salvar el verano, no estaríamos ahora en estas circunstancias y lo mismo ha pasado con salvar la Navidad". "Nosotros lo que opinamos es que lo primero es salvar vidas y no colapsar el sistema sanitario más de lo que ya está", ha defendido.

Así, entre las distintas posiciones, ha señalado que no dice que nadie "tenga la verdad absoluta" pero ha indicado que están tratando de encontrar un "equilibrio", en el que desde Compromís, ha dicho, "seguiremos trabajando para medidas más restrictivas, que es lo que piden sanitarios, científicos y que sabemos que es lo que funciona, que es romper el contagio a través de restringir el ámbito relacional".

 

Noticias relacionadas

next