Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

PSPV y Compromís validan la ley de Acompañamiento sin concesiones a Podem

20/12/2018 - 

VALÈNCIA. Este miércoles, PSPV, Compromís y Podem aprobaron la última ley de Acompañamiento del Gobierno del Botánico. Una norma que ha generado a lo largo de toda la legislatura las principales divisiones entre los socios del pacto en cuestiones como, por ejemplo, la tasa turística. 

A pesar de socialistas, valencianistas y morados consiguieron sacar adelante la totalidad de la ley, también se produjeron escisiones entre los tres grupos parlamentarios. No en vano, no hubo concesiones por parte de los partidos que integran el Consell a Podem, que mantuvo varias enmiendas al proyecto de ley en materia de Turismo, Sanidad, Medio Ambiente o Infraestructuras. 

Como viene siendo tradición, Podemos registró una enmienda a la Ley de Medidas Fiscales para implantar un impuesto que grave las actividades turísticas en la Comunitat Valenciana con la intención de que lo recaudado se reinvirtiera en el propio sector. La tasa diseñada contemplaba dos tramos: uno autonómico y otro municipal. El primero sería fijo y oscilaría entre 0,5 y los 2 euros por persona y noche, el segundo -de carácter voluntario si lo aprobaban los plenos de los ayuntamientos- sería variable. Los dos se deberían abonar tan solo durante 10 días y se aplicarían exenciones. 

Su registro, no obstante, fue un mero trámite para no renunciar a una reivindicación que ya es tradicional en el grupo que lidera Antonio Estañ, ya que de antemano sabían que no se aprobaría. Durante su votación este miércoles, Compromís, Ciudadanos y los diputados no adscritos se abstuvieron, mientras que PP y PSPV votaron en contra. 

Tasa a las bebidas azucaradas

Algo similar sucedió con la tasa a las bebidas azucaradas. La propuesta original partió de Compromís hace ya más de un año, que registró una PNL para que se introdujera un impuesto a los alimentos azucarados -más tarde limitado solo a las bebidas- para desincentivar su consumo ante los altos porcentajes de obesidad infantil que existen en toda España. La oposición de los productores -y, por tanto, de la patronal CEV-, hizo que los socialistas desestimaran apoyar la iniciativa, que finalmente quedó diluida y reducida a la mera realización de un estudio sobre la oportunidad de implantar la tasa que, posteriormente, debería valorar la Conselleria de Hacienda ya en la siguiente legislatura. 

Ante esta situación, Podemos recogió el guante y registró este gravamen que los socialistas rechazaron, junto a PP. En este caso, sin embargo, la coalición valencianista se posicionó a favor, pero esto no bastó para que se aprobara porque Cs y los no adscritos se volvieron a abstener. 

No obstante, una de las cuestiones que más malestar generó en la formación morada fue la negativa de PSPV y Compromís a aumentar los tramos del impuesto a la incineración y vertido de residuos industriales, así como la creación de una tasa para los vertederos municipales. En este punto, conviene recordar que el año pasado se creó el primero, y el seguro quedó en el tintero. 

Cambios propuestos por Podemos. Fuente: VALENCIA PLAZACambios propuestos por Podemos. Fuente: VALENCIA PLAZA

En julio de 2018, no obstante, cuando el impuesto entró en vigor, los socios del Botànic modificaron el tributo a la baja sustancialmente antes de que las empresas afectadas tuvieran que hacer la primera autoliquidación. PSPV, Compromís y Podemos modificaron la ley de Acompañamiento para rebajar los tramos durante el primer año de vida del impuesto para que su introducción fuese menos agresiva ya que no incluyeron bonificaciones. Con estos mimbres, el grupo de Estañ planteó una enmienda para aumentar los tramos e incorporar la segunda parte que en su día se eliminó: los vertederos municipales. 

Los socialistas, de nuevo, se alinearon con el PPCV y votaron en contra de esta propuesta. Tampoco Compromís y Cs quisieron aprobar ningún tipo de cambio seis meses después. Los diputados no adscritos, por su parte, se abstuvieron. 

Tampoco hubo acuerdo en otra de las enmiendas planteadas por los morados que pedía suprimir la reforma de la Ley de Puertos contemplada por el Consell en esta Ley de Acompañamiento. PSPV y Compromís hallaron en Ciudadanos el apoyo necesitario para permitir que el Ejecutivo valenciano pueda autorizar la creación de un órgano autónomo en aquellos puertos autonómicos que lo soliciten. 

Noticias relacionadas

next