X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

'Pacto' de no agresión entre Podem y Compromís en los mítines, vía libre en las redes sociales

8/11/2019 - 

VALÈNCIA. Compromís decidió el pasado mes de septiembre acudir junto a Más País, el partido de Íñigo Errejón, y no con Unidas Podemos -con quien gobiernan en la Comunitat Valenciana- a las elecciones generales del próximo 10 de noviembre. Una decisión esencialmente estratégica -así los valencianistas tendrían vía libre para mantener su lista al Congreso prácticamente intacta- que molestó en las filas moradas y tras la que se esperaba una batalla a cara de perro durante la campaña electoral entre las dos formaciones.  

Si bien es cierto que sí se han producido enfrentamientos entre algunos representantes de las distintas formaciones, conviene analizar la peculiaridad de cómo y dónde se han desarrollado. Huelga resaltar que ni la coalición que encabeza Joan Baldoví por Valencia a la Cámara Baja ni Unidas Podemos se han dedicado palabras gruesas en los actos centrales de campaña en Valencia. De hecho, ambas han compartido como objeto principal de sus críticas en sus mitines a Pedro Sánchez por esta cita electoral. 

Así, el pasado sábado Més Compromís-Más País celebró en el Teatro Olympia con la participación de Errejón su acto central donde, a pesar de que sí hubo menciones al candidato podemista a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, éstas no fueron en un tono beligerante. Incluso, podría decirse que quien fuera 'ex número dos' de Podemos mantuvo un discurso afable sobre el actual secretario general de los morados, de quien dijo no compartir su postura de pedir ministerios en el acuerdo con el PSOE pero que lo consideraba honesto. "No comparto su posición, pero ha sido honesto", explicó.

Algo similar ocurrió este miércoles en el mitin de Pablo Iglesias en Feria Valencia. El líder de Podemos centró su intervención en cuestionar el abandono del espacio de izquierdas de Sánchez. Lo hizo para tratar de absorber parte del electorado socialista molesto con que el candidato del PSOE, a su juicio, pretenda pactar con el PP para ser investido a partir del 11 de noviembre y no con ellos. 

Sin embargo, no hizo referencia en ningún momento a la decisión de la UTE electoral integrada por Bloc, Iniciativa y VerdsEquo de acudir a las urnas con Más País y no con su formación, con quien gobiernan en la Comunitat Valenciana. Incluso, la única alusión a la coalición valencianista que hizo en sus quince minutos de intervención fue para elogiar que comparten ejecutivo en la autonomía junto al PSPV con el fin de lanzar un órdago a Sánchez. "Ximo Puig no fue tan arrogante, supo que tenía que pactar con Podemos y Compromís para llegar a los votos", sentenció.

Ahora bien, que ambas formaciones que comparten el mismo espacio electoral no se hayan desafiado en los mítines no quiere decir que no lo hayan hecho en ningún momento ni tampoco en otros foros. De hecho, a lo largo de esta semana de campaña los tiras y afloja se han producido, pero en redes sociales. Una cuestión que no es baladí: es precisamente ahí donde el electorado de ambos partidos es más activo y donde ninguno ha querido ceder terreno, confirman fuentes de las dos formaciones. 

Así, por ejemplo, tras una entrevista de Baldoví en el diario El País en la que reprochaba a Podemos que no hubiera "sabido cuidar" a sus aliados, el diputado de Unides Podem Ferran Martínez respondía en su twitter con el siguiente mensaje: "En septiembre Compromís ofreció una coalición electoral a Unides Podem. Aceptamos. Y en 3 días Compromís gira el timón y pacta con Más País. Ahora que el experimiento no tiene buenas perspectivas electorales se dedican a atacarnos. @joanbaldovi asumid vuestros errores con un poco de madurez".

También esta misma semana, sin ir más lejos, la Cadena Ser publicaba una entrevista al vicepresidente segundo del Botànic II, Rubén Martínez Dalmau, en la que criticaba a Compromís por "no tener un proyecto de Estado" y ver solo por "sus pequeños problemas". Unas declaraciones que despertaron las críticas de varios diputados de la coalición valencianista, incluido su síndic en Les Corts, Fran Ferri: "Vale que estemos en campaña. Pero encuentro desafortunado que se califique de 'pequeñas cosas' o 'pequeños problemas' todo lo que desde Compromís reivindicamos en el Botànic". Mensaje al que sucedió una hilo de exigencias valencianas de Compromís al Gobierno central como el pago del 50% de la dependencia. La respuesta provocó la reacción del propio Dalmau de nuevo y el rifirrafe se prolongó durante varios tuits. 

La prueba más reciente de que en redes hay vía libre para el enfrentamiento tuvo lugar este mismo jueves. Sin citar explícitamente a Compromís, Dalmau criticó a "la gente que dice ser valencianista y se va a cerrar una campaña electoral a Madrid". Un comentario dirigido a la coalición, que este mismo viernes realizará dos actos de cierre: el primero, por la mañana en el Centre del Carme con la visita de Errejón a València; el segundo, por la tarde en Madrid con la participación de Mónica Oltra y Baldoví. La indirecta, de la que luego parecía querer desentenderse el vicepresidente fue contestada por el cabeza de lista de Més Compromís por Valencia al Congreso de los Diputados: "No Rubén, la cerramos por la mañana en València y por la tarde vamos a un acto a Madrid. A dormir a casa. No hagas comentarios porque no vale la pena hablar de paracaidistas, grupos parlamentarios y madrileños por el mundo", deslizó el exdiputado en alusión a los cuneros que ha tenido Podemos estos años en sus listas. Tras el choque, Dalmau borró sus mensajes. 

Pero más allá de estos roces, también hay espacio para iniciativas originales que buscan un gran impacto en redes para tomar ventaja respecto a los adversarios políticos. Así, destaca especialmente una iniciativa de Compromís que se hizo viral este mismo lunes durante el debate electoral de la Academia de Televisión. Media hora antes de su comienzo, la foto de una mujer desconocida irrumpía en el perfil de twitter de los valencianistas con el siguiente mensaje: "Hola, soy Mari Carmen". Una intervención que llamó la intención de los seguidores -y de los que no lo eran-, ya que muchos creyeron que la cuenta corporativa había sufrido un ataque de algún 'hacker'. 

Poco después, la mujer volvía a aparecer para lanzar otro mensaje: "Estoy indignadísima con unos políticos que se repiten más que el allioli. Se van a enterar de quién es Mari Carmen ahora cuando termine de hacer la cena". De esta manera, Compromís logró colarse en el debate nacional en el que no podía participar en pleno prime-time. Su impresión en redes sociales fue todo un éxito, algo que no terminó de agradar en las filas moradas

Con todo, la 'guerra' de Compromís y Podem se centra en las redes sociales, donde ambas formaciones no solo tratan de atraer la atención de su electorado -bien con vídeos satíricos como el de Mari Carmen- sino donde también protagonizan rifirrafes por un espacio electoral que comparten. No tanto así en los mítines clásicos, donde de cara a la prensa nacional, mantienen un 'pacto' de no agresión. 

Noticias relacionadas

next