análisis

Perspectivas sobre el precio del oro

Tras haber alcanzado un precio récord en el verano de 2020, el 'metal amarillo' ha tenido dificultades de mantenerlo a o largo de este 2021 tras caer casi un 10% durante el primer trimestre

21/04/2021 - 

MADRID. Tras haber alcanzado un precio récord en el verano de 2020, el oro ha tenido dificultades de mantenerlo en 2021 al haber caído casi un 10% durante el primer trimestre. Todo aquello que lo respaldó el año pasado como la caída de los rendimientos de los bonos, la depreciación del dólar y el mayor optimismo de los inversores respecto a su evolución, se ha revertido durante el primer trimestre de 2021. 

Al momento de edición de este informe (31/03/21), el rendimiento de los bonos del Tesoro de EE UU a 10 años se sitúa en máximos no vistos en catorce meses y la cesta del dólar (DXY) alcanza máximos de casi cinco meses. Mientras tanto, la inflación se ha mantenido bastante benigna; en febrero de 2021 el IPC estadounidense fue solamente del 1.7%. De esta forma no es sorprendente que se haya apaciguado el sentimiento hacia el metal por parte de los inversores.

El posicionamiento especulativo neto en los futuros sobre oro se sitúa ahora en el entorno de los 170.000 contratos largos, lo cual es considerablemente inferior a los más de 300.000 contratos netos largos del año pasado. Además, de cara al año que tenemos por delante, esperamos que el interés táctico por el oro se mantenga sin sobresaltos. Planteado así todo, es probable que la demanda de activos defensivos como el oro sea bastante tibia en una recuperación económica moderada. 

Fuertes atributos

De todos modos, no hay que olvidar que el oro ha demostrado sus fuertes atributos a lo largo de 2020, habiendo ayudado a contrarrestar las caídas de valor de los activos cíclicos durante el primer semestre. Es así como, pese a todo, esperamos que el metal precioso se mantenga firme como un activo estratégico, sobre todo teniéndose en cuenta los innumerables obstáculos que continuará habiendo sobre la senda de la recuperación.

Nuestros modelos indican que, si el consenso respecto a las perspectivas económicas demuestra estar en lo correcto, los precios del oro reanudarán su trayectoria alcista. Pese a que pueden caer a corto plazo, nos estamos acercando al final de este declive. Lo que ha sorprendido a los mercados durante buena parte del trimestre que acaba de finalizar, es el incremento del rendimiento de los bonos. En el mercado prevalece la idea de que dichos rendimientos se estabilizarán. Pero en el caso de que este escenario no se dé, los precios del oro podrían volver a estar bajo presión. 

Sin embargo, es difícil pensar cómo el gasto fiscal del gobierno hará frente al fuerte incremento del coste del servicio de la deuda. Si se planteara la amenaza de que el gobierno le pone un freno al gasto fiscal con un posible efecto ralentizador sobre la recuperación económica, entonces la Reserva Federal de EE.UU (Fed) podría incurrir en un control de la curva de rendimientos. Esto como resultado beneficiaría al precio del oro.

Nitesh Shah es director de Análisis de WisdomTree

Noticias relacionadas

next