X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Podem y EUPV quieren incluir en las negociaciones los cargos que ocuparán en el futuro Consell

20/01/2019 - 

VALÈNCIA. Las negociaciones entre Podem y Esquerra Unida siguen sin llegar a buen puerto. Ambas formaciones se reunieron en más de una ocasión esta semana para terminar de cerrar el reparto y orden de la lista autonómica con la que acudirán a las elecciones que se celebrarán el próximo mes de mayo. Sin embargo, las diferencias respecto a los puestos que ocupará el partido de Rosa Pérez en la candidatura bloquearon cualquier tipo de avance.

Un escenario que deriva en que las negociaciones sobre las grandes localidades de la Comunitat Valenciana queden aplazados sine die, ya que según fuentes de la negociación, EUPV puso encima de la mesa al inicio el requisito de cerrar previamente el pacto a nivel autonómico para más tarde centrarse en el diseño de las listas municipales. 

Con estos mimbres, fuentes de la formación morada aseguran a este medio que el acuerdo que cierren ambas direcciones también incluirá, a posteriori, un hipotético reparto de cargos en el Consell. La intención, según explican, es no "ponerse a discutir" sobre esta cuestión en mayo y "llegar a esa fecha con un pacto cerrado" que evitase la dilatación de los tiempos como está sucediendo ahora con la distribución de la lista autonómica. 

Una reparto de carteras que, sin lugar a dudas, resulta llamativo que se planee previamente a las elecciones sin saber la representación que se obtendrá, si Podem y EUPV serían necesarios para que el bloque de izquierdas reeditara el Botànic y gobernara en la autonomía, o si por el contrario la derecha pudiera recuperar la Generalitat si partidos como Vox obtuvieran representación parlamentaria. 

No en vano, el último sondeo encargado por Compromís auguraba una fuerte debacle de Podem. En confluencia con EUPV, todo apunta a que se garantizarían entrar en Les Corts pero, de concurrir por separado, los dos partidos estarían peligrosamente cerca de la barrera del 5% que, de no alcanzar, les dejaría fuera de la vida parlamentaria y pondría en claro peligro la reedición de un gobierno de izquierdas.

Noticias relacionadas

next