X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

adquiere Eagle Ford al comprar la participación de Equinor por 294 millones de euros

Repsol se reivindica en bolsa: se dispara un 21% desde los mínimos de agosto pasado

8/11/2019 - 

VALÈNCIA. Repsol (REP) despedía la sesión bursátil del pasado 16 de agosto en los 12,475 euros. O lo que es lo mismo: mínimos de finales de noviembre de 2016. Pero desde aquella tórrida sesión la petrolera se ha reinvidicado en bolsa para goce y disfrute de sus accionistas al dispararse un 21,40% tomando el cierre de ayer jueves. De este modo, la cotizada presidida por Antoni Brufau se revaloriza este año un 11,50%, lo que ha elevado su capitalización bursátil hasta los 24.214 millones de euros, acercándose a Endesa (25.050 millones) y a Aena (25.170 millones).

Además, el rally alcista de REP ha venido acompañado de un incremento de su volumen de contratación, dado que desde la jornada del pasado 31 de octubre ha superado la media diaria anual situada en los 5,05 millones de 'repsoles' -como se les conoce en la jerga bursátil-, según los datos de Infobolsa. Pero la cosa no queda ahí porque la compañía dirigida por Josu Jon Imaz, además de no tener ningún bajista en su capital con más del 0,50%, ofrece una rentabilidad por dividendo del 6%. Casi nada.

Mientras tanto, Repsol, que redujo su beneficio un 32% hasta septiembre por los menores extraordinarios, anunciaba anoche que ha alcanzado un acuerdo con Equinor para adquirir su participación en Eagle Ford, situado en Texas (Estados Unidos), por 325 millones de dólares (unos 294,2 millones de euros), lo que supone tomar el control total por parte de la petrolera española.

Según informó por el pertinente hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la incorporación de esta participación en el activo permitirá introducir mejoras por eficiencias en las operaciones y sinergias, además de avanzar en las variables estratégicas de mejora de la cartera, un crecimiento rentable y un mayor retorno. 

Esta adquisición está alineada con el Plan Estratégico 2018-2020 de Repsol, que identifica Norteamérica como área clave debido a las numerosas infraestructuras existentes en la zona y a la estabilidad del marco regulatorio.



La operación se enmarca dentro de las inversiones previstas entre los años 2018 y 2020 en el área de Upstream, cifradas en 8.000 millones de euros, y responde a la política de rotación de la cartera de activos de la compañía. Repsol incorpora con esta transacción 280 kilómetros cuadrados netos, aproximadamente, y 34.000 barriles equivalentes al día de producción. Así, la producción total de REP en Eagle Ford tras el acuerdo ascenderá a 54.000 barriles equivalentes de petróleo al día, aproximadamente.

Por último, la petrolera también informó ayer minutos después del cierre en bolsa que ha ejecutado la amortización de más de 71,39 millones de acciones propias, representativas del 4,47% del capital social de la compañía, adquiridas, en su gran parte, en el marco de su programa de recompra de acciones. De esta manera, el capital social de la petrolera presidida por Antonio Brufau se ha reducido a 1.527,396 millones de acciones de un euro de valor nominal cada una.

Amortiza el 4,4% de su capital social

En concreto, el grupo ha procedido a la amortización de 1,026 millones de acciones propias de autocartera y de 70,368 millones de títulos, representativos del 4,4% del capital, adquiridos en el programa de recompra. La compañía indicó que la finalidad de la reducción de capital es la amortización de acciones propias, coadyuvando a la retribución al accionista de la sociedad mediante el incremento del beneficio por acción.

Así, la reducción de capital no entraña devolución de aportaciones a los accionistas de la compañía, por ser esta la titular de las acciones que se han amortizado. La reducción de capital se ha realizado con cargo a reservas libres, mediante la dotación de una reserva por capital amortizado por un importe igual al valor de las acciones amortizadas, de la que solo será posible disponer con los mismos requisitos que los exigidos para la reducción del capital social.

Noticias relacionadas

next