X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ATRACÓN DE PANTALLAS 

Robert Ailes, el hombre que convirtió las noticias en entretenimiento

La miniserie ‘The Loudest Voice’ y el documental ‘Divide y triunfarás. La historia de Roger Ailes’, disponibles ambos en Movistar+, se aproximan a la biografía del polémico presidente y fundador del canal de noticias Fox News, demandado por acoso sexual por diversas mujeres al final de su carrera

16/08/2019 - 

VALÈNCIA. The Loudest Voice, producida por Showtime, narra durante siete episodios la historia del ejecutivo que fundó, junto a Rupert Murdoch (Simon McBurney), la cadena de noticias por cable más influyente de los últimos veinte años en los Estados Unidos, desde el nacimiento del canal de noticias en 1996 hasta la dimisión del polémico ejecutivo con motivo de la denuncia de varias mujeres por acoso sexual. Roger Ailes se suma a la cada vez más abultada lista de depredadores sexuales (Weinstein, Trump, Kevin Spacey, Luis C. K., Plácido Domingo…) que se aprovechaban de su posición de poder para dominar, humillar y abusar sexualmente de otras personas.

The Loudest Voice, desarrollada por Tom McCarthy (Spotlight) y Alex Metcalf (Heridas abiertas, UnReal) a partir de la biografía escrita por Gabriel Sherman, muestra al ideólogo del canal de noticias conservador, que nació con la intención de competir contra la CNN, y que basó su línea editorial en polarizar la opinión pública a través del relato elemental de héroes y villanos; en generar miedo y odio a través de sus informaciones (y desinformaciones); en explotar la carnicería en días tan delicados como el 11 de septiembre; o en mostrar en sus platós a mujeres siempre guapas, con vestidos exageradamente ajustados, como distracción subconsciente para el espectador masculino, creando así una nueva cultura mediática que mezclaba las noticias con el entretenimiento y que trataba de despertar los instintos más primarios del espectador. La propaganda vertida a través de Fox News no solo aupó al canal a lo más alto sino que convirtió la propaganda conservadora en el arma más potente para ayudar a presidentes republicanos, como Donald Trump, y degradar a políticos demócratas, como Obama (al que calificaban reiteradamente de musulmán y no americano) o el matrimonio Clinton.

La personalidad de Roger Ailes resulta tan nauseabunda que, en la serie de Showtime, su caracterización llega a parecernos en ocasiones artificial por su excesiva actitud maquiavélica y que todo lo sabe. El trabajo interpretativo en manos del actor Russel Crowe, provisto de prótesis facial, sobrepeso, miradas y modulaciones de voz que cortan la respiración a cualquiera de sus empleados, junto a la recreación de las escenas de abuso sexual hacia diversas trabajadoras, pueden llegar a parecer una farsa.

Tras visionar el documental, disponible también en Movistar+, Divide y triunfarás. La historia de Roger Ailes, en el que dan testimonio a antiguos colaboradores del magnate (hombres y mujeres), se vislumbra un perfil, sin embargo, igual de plutócrata, pero todavía más lamentable y patético. Un tiburón obsesionado con fabricar el mito de sí mismo a lo Ciudadano Kane, el solitario magnate de los medios “que no debe confiar nunca en nadie”, tal y como decía el propio Ailes que había aprendido de su propio padre (y el documental pone en duda), mientras que “quita y pone” a los presidentes del país, según presumía él mismo.

Por el contrario, su desenlace final demuestra que el ejecutivo no lo tenía todo tan calculado como tanto se enorgullecía. Con cámaras situadas en todas sus oficinas; un bunker antibombas construido en su propia casa; acceso a los mails y llamadas telefónicas de sus trabajadores; forzando a aquellos exempleados incómodos a firmar abusivos contratos de confidencialidad para acallar los reiterados casos de acoso sexual, el racista, misógino, déspota y paranoico Roger Aires recibió, con la demanda de la presentadora y ex Miss America Gretchen Carlson (interpretada por una magnífica Naomi Watts), la bofetada final que cualquier espectador ávido de justicia esperaba.

En estos tiempos, cualquier producto que sume a su argumento, ya sea ficcionado o no, las reivindicaciones del ‘Me Too’ (con acoso sexual incluido), las malas artes para llegar al poder del presidente Donald Trump y el modus operandi de medios y asesores políticos que fabrican fake news, se sitúa inmediatamente entre los temas candentes que cautivan el interés del público. Lo hizo The Good Fight y lo están haciendo documentales como El gran hackeo o Steve Bannon, el gran manipulador. También se recrean en la actualidad otras historias basadas en hechos reales, como la película para televisión Brexit: the Uncivil War, sobre el trabajo del asesor de campaña Dominic Cummings durante el referéndum sobre el Brexit. Todo ello nos hace pensar, tal y como escribía aquí Áurea Ortiz, que “ya no valen las reglas de la buena lucha” y que deberíamos reflexionar sobre ello.

Cameo intencionado de Seth McFarlane 

No solo la exquisita actuación de Naomi Watts destaca entre las mejores interpretaciones. Entre los personajes principales sobrecoge una irreconocible Sienna Miller como la sumisa esposa Elisabeth Ailes, veinte años menor que él y siempre orgullosa de la personalidad reaccionaria de su marido.

Si bien serán ellas quienes a buen seguro les atraparán como espectadores, llaman la atención algunas apariciones estelares como la del cameo de Seth McFarlane, creador de exitosas series como Padre de Familia, American Dad!, The Cleveland Show y The Orville, además de productor ejecutivo de Cosmos, todos estos productos, paradójicamente, producidos también por Fox (en una división aparte e independiente de Fox News, eso sí). MacFarlane interpreta a Brian Lewis, el director de Relaciones Públicas y durante muchos años mano derecha de Ailes, que fue finalmente despedido en 2013, según la serie de ficción, por discrepancias con el directivo (aunque en realidad las razones no están del todo claras).

El hecho de que la carrera de MacFarlane se haya desarrollado principalmente dentro del universo de la Fox Corporation, contrasta con que precisamente el guionista, actor y cantante es en realidad un reconocido demócrata que, incluso, en 2018 tuiteó sobre Fox News: “No pienses críticamente, no consultes múltiples fuentes de noticias y, en general, no uses tu cerebro. Solo obedece ciegamente a Fox News. Esto es una mierda y este negocio me hace avergonzarme de trabajar para esta empresa”.

Por último, es bien conocida la fatídica anécdota de que Seth MacFarlane tenía que haber cogido uno de los aviones que chocaron contra las Torres Gemelas aquel 11 de septiembre de 2001. Debido a una resaca, el artista perdió el avión por unos pocos minutos. En The Loudest Voice, le vemos interpretar a un Brian Lewis que debe afrontar en el segundo episodio la jornada del 11 de septiembre, pegado al televisor porque Roger Ailes logra despertarle el terrible instinto de seguir mirando.

Noticias relacionadas

next