Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

entrevista al director de la oficina de valència

Víctor Ruiz (Talenta Gestión): "La 'nueva normalidad' me suena al 'Gran Salto Adelante' de Mao"

3/07/2020 - 

VALÈNCIA. Siguen pasando financieros valencianos por la serie iniciada por este diario tras decretarse el estado de alarma en España. Y en esta ocasión el invitado es Víctor Ruiz, director de Talenta Gestión en la 'city' local, que atendió amablemente la llamada de Castellón Plaza.

Ruiz cuenta sus viviencias en estos más de tres meses, que ni el más pesimista de los mortales hubiera imaginado lo que iba a provocar la covid-19. Además también analiza lo que está aconteciendo en los mercados, sus perspectivas y el futuro de una economía muy tocada por el 'efecto coronavirus'.

-¿Cómo ha llevado estos meses de confinamiento?
-Creo que recordaré todo lo que hemos vivido con cierta dosis de irrealidad, al igual que mientras duró pensaba en algo así como “esto no está pasando”. Ha sido una situación excepcional en nuestras vidas, y esa es una experiencia y un bagaje muy aprovechable. Es difícil de explicar, pero he intentado vivir intensamente todo lo sucedido, asumiendo que nuestra mejor manera de arrimar el hombro era hacer lo que estábamos haciendo, con el mejor espíritu y de que la naturaleza y la vida no estaba mandando 'al rincón de pensar'.

-¿Y cómo se ha organizado para seguir al pie del cañón?
-He intentado mantener rutinas diarias, pero evitando ser rutinario, es decir, haciendo siempre lo mismo -a las mismas horas- corres el riesgo en las condiciones tan excepcionales en las que nos encontrábamos sin visitas a clientes, sin ver gente, sin ver la calle, que los días fueran anodinos y cada vez muy cortos. Por eso en la planificación diaria he incluido actividades fuera de las horas de trabajo, alterando horarios unos días respecto a otros, lo que me ha permitido tener sensación de intensidad, pero eso sí a costa en ocasiones de tiempo de sueño. Desde ejercicio físico, pasando por el cine, leer mucha historia (pregúntame lo que quieras del conflicto de los Balcanes jajajaja), y por supuesto las tareas de hogar compartidas. En definitiva, ni un solo momento de aburrimiento.


-¿Cómo ha respondido Talenta Gestión ante la crisis sanitaria?
-Considero que hemos estado la altura de la complejidad de la crisis sanitaria, así como de responsabilidad con nuestros clientes. La prioridad era -y es- la salud; hemos trabajado todos desde casa, tanto oficinas como servicios centrales. En este sentido quiero agradecer a los compañeros de informática, administración, gestión... el enorme esfuerzo que han hecho para que la maquinaria funcionara exactamente igual que siempre. Si algo positivo nos ha aportado esta crisis ha sido el sentimiento de equipo, y cómo se ha visto reforzado.  

-Todo ello sin dejar de estar operativos...
-Así es. No hemos dejado de estar operativos en ningún momento y en ningún ámbito de nuestra gestión, hasta el punto de que el calendario de salida que habíamos fijado antes de la crisis para el lanzamiento de la segunda emisión de nuestro fondo tecnológico de venture capital Mastertech Capital SCR, vamos a poder cumplirlo... aún a pesar de las dificultades que el momento entrañaba.

-¿Qué les transmitía a los clientes?
-Con respecto a nuestros clientes la consigna ha sido desde el primer día que sintieran nuestra cercanía con más razón y asiduidad si cabe que en condiciones normales. El objetivo fue establecer un flujo de información constante con ellos, principalmente con llamadas telefónicas, análisis de mercado, comparativo de nuestras carteras y, lo más importante y esencial, saber de su salud, de la de su familia, compartir inquietudes, preocupaciones... Básicamente sobrellevar juntos un momento tan complicado.


-¿Ha recibido muchas llamadas durante este tiempo sobre todo tras las primeras semanas con los desplomes de los mercados?
-Quizás por la proactividad que comentaba en la anterior pregunta, menos de las que se podía esperar. La primera semana ya habíamos hablado con la mayoría de los clientes, aportando perspectiva y tranquilidad necesaria. Esa es una iniciativa que hemos mantenido, hasta que se ha estabilizado la situación principamente sanitaria y en un segundo orden, la financiera. Por otro lado, tengo que reconocer que los clientes pudieran comprobar que nuestras carteras habían soportado mejor que la media del mercado las caídas verticales de las primeras semanas ayudó a rebajar las inevitables incertidumbres del momento.

-¿Qué recomendaciones les ha dado a los clientes?
-Cuando todavía estás en plena tormenta no es sencillo ni oportuno recomendar nada si antes no hemos hecho un ejercicio de reflexión y comprensión de lo que está pasando, e intentar aportar serenidad y sentido común. En situaciones tan emocionales es preciso racionalizar las decisiones. Si ya de por sí es difícil en un contexto normal predecir la dirección del mercado en un momento en el que está roto es una temeridad. A partir de ahí, hemos querido trasladar la tranquilidad de saber que su cartera está compuesta de activos de máxima calidad, muy diversificados, completamente líquidos y que la propia estructura de riesgo de las carteras, con vocación de largo plazo, nos está permitiendo sortear la crisis con un comportamiento muy estable y favorable respecto a la media del mercado.

-¿Volveremos a ver los mínimos del Ibex 35 del pasado 16 de marzo cuando llegó a tocar los 5.814 puntos?
-No parece que el suelo pueda estar por debajo de los 6.000 puntos aunque solo sea por la liquidez inyectada por los bancos centrales y gobiernos. Lo que sí está claro es que no se aprecia que todavía haya catalizadores suficientes como para pensar que no vayamos a sufrir nuevas correciónes bajistas. El mercado sigue viendo con nerviosismo los incensantes repuntes de la pandemia; mientras en la macroeconomía las previsiones del FMI de caída de nuestro PIB y los temores a una 'guerra comercial' entre Estados Unidos y Europa auguran por fin una confluencia entre la economía real y los mercados. En este sentido, y en cuanto a la exposición a riesgo, nosotros mantenemos el mismo nivel de cautela que nos ha permitido sortear el primer semestre del año de una manera muy estable.


-¿Atisba una fuerte recuperación económica una vez pase el ‘efecto coronavirus’?
-Contestar esta pegunta después de que el FMI haya elevado la previsión de caída del PIB español del 8% a casi el 13% hace especialmemte pesimista la respuesta, al menos en cuanto una recuperación en el corto plazo. Me temo que cada día que pasa nos aleja más de una fuerte recuperación económica. Por otro lado, ya no podemos hablar en términos generales y geográficamente globales. Dependerá de zonas ecnómicas y países; por ejemplo todo apunta que va a ser mucho más rápida en Estados Unidos que en Europa. La disposición de las diferentes economías no es la misma, mientras el parón económico de algunos paises como el nuestro ha sido mucho más traumático que el de otros.

-Por último, ¿qué nos espera en la llamada 'nueva normalidad'?
-Debo decir que no me gusta absolutamente nada el término 'nueva normalidad' y me suena como el 'Gran Salto Adelante' de Mao. Es demasiado oficialista y cuando lo escucho no puedo evitar pensar en intervencionismo del Estado, en más regulación de la actividad económica y en subir impuestos. Que cada uno ponga y adereze con el adjetivo que quiera su vuelta a la normalidad. Dicho esto creo que esta crisis ha sido un punto de inflexión en la historia, y parece que la hiperglobalización está dando sus últimos coletazos. Creo que ya no vamos a depender tanto de otros  y para ello deberemos ser mucho más resilientes.

-¿Y qué futuro nos espera pues?
-Viajaremos lúdica, mercantil y profesionalmente hablando menos físicamente y más virtualmente, lo que probablemente implique una alteración en  el orden de los sectores estratégicos. Y los Estados deberán hacer de la protección a los ciudadanos su prioridad, lo que implicará parar el deterioro del planeta. Y todo esto impacta muy directamente en nuestro sector, y en la importancia de construir entre todos unas finanzas mas sostenibles, y en la relevancia que va a adquirir el asesoramiento financiero. La crisis ha demostrado la necesidad de un factor humano que gestione las emociones y aporte cercanía, perspectiva y conocimiento.

Noticias relacionadas

la nave de los locos

Nos haremos anarquistas

En la pandemia el Estado se ha demostrado tan eficaz para limitar derechos como torpe para salvar vidas. La desconfianza hacia ese Estado, que ha dejado morir a miles de compatriotas, nos aboca a algunos simpatizar con el anarquismo en su versión pacífica

next