X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 23 de septiembre y se habla de villarreal cf Pamesa fernando roig baleària varadero vinaròs

la inversión incluirá las actuaciones más cuantiosas en infraestructuras educativas

Almassora reservará tres millones de euros de su presupuesto en 2020 para obras del plan Edificant

18/08/2019 - 

ALMASSORA. El concejal de Hacienda de Almassora, Santiago Agustí, se ha reunido esta semana con la edil de Educación, Raquel Barberà, y los técnicos municipales para la inclusión de las obras del plan Edificant en el presupuesto de 2020. La reserva de alrededor de tres millones de euros en las cuentas del próximo año permitirá llevar a cabo la mayor parte de las actuaciones previstas en este programa de la Generalitat Valenciana para la renovación de infraestructuras educativas.

Las actuaciones más cuantiosas son la construcción del colegio Santa Quitèria, en barracones desde su apertura en 2010, y el derribo y construcción del Embajador Beltrán. En ambos casos, el Ayuntamiento de Almassora ha abierto un concurso de ideas a través de un pliego de condiciones técnicas y administrativas para seleccionar la mejor idea que servirá de base al proyecto técnico, básico y de ejecución.

En el caso del colegio Santa Quitèria, el diseño se acoplará a una superficie del solar de 5.041,70 metros cuadrados y un perfil escolar de tres unidades de Infantil, seis de Primaria y comedor para 180 comensales distribuidos en dos turnos. El valor estimado del contrato para la redacción del centro asciende a 211.330,11 euros, mientras que su construcción, que pondrá fin a los barracones instalados en 2010, alcanzará los 4,1 millones de euros.

En el caso del Embajador, el diseño está fijado en 345.000 euros. El proyecto incluye el derribo de los dos edificios del recinto actual, además de los muros perimetrales y el vallado, así como las antiguas viviendas de maestros situadas frente a la fachada principal, dado que el futuro Embajador Beltrán será más amplio que el actual. En este caso, el diseño tendrá a su alcance un solar de 5.700 metros cuadrados para albergar seis unidades de Infantil, 12 de Primaria y comedor para 360 comensales repartidos en dos turnos. El derribo y construcción saldrá a concurso público por 6,1 millones de euros.

El jurado, compuesto por un arquitecto municipal y dos independientes designados por la Junta del Colegio Territorial de Arquitectos de Castelló, fallará un primer premio al ganador y dos menciones honoríficas. El valor arquitectónico, artístico y originalidad (hasta 65 puntos), la racionalidad y sostenibilidad para su materialización (hasta 25 puntos) y la adecuación de la propuesta al entorno urbano circundante (hasta 10 puntos) configuran los criterios de puntuación del certamen.

Al margen de estas dos actuaciones, el plan Edificant afecta al resto de centros educativos de Almassora, cuyos respectivos consejos escolares trasladaron en su día las peticiones para mejorar sus infraestructuras o solucionar deficiencias. Por otro lado, el consistorio sigue de cerca la evolución de las obras del colegio Regina Violant, que la próxima semana alcanzará los primeros dos meses de trabajo tras la nueva adjudicación. La construcción tiene un plazo de ejecución de 15 meses.


Noticias relacionadas

next