Hoy es 20 de julio

ENTREVISTA A ÁNGEL DE LA FUENTE, DIRECTOR EJECUTIVO DE FEDEA 

"Arreglar la financiación corresponde al Parlamento, no a quince gobiernos autonómicos"

Foto: KIKE TABERNER
12/05/2024 - 

VALÈNCIA. Ángel de la Fuente (Gijón, 1962) es director ejecutivo de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) desde abril de 2014. Se trata de uno de los mayores expertos de España en financiación autonómica y un gran conocedor del complejo sistema. Su escepticismo sobre que el PSOE y el PP tengan verdadero interés en abordar la reforma se une a que considera que tampoco existe verdadera urgencia en ello por el riesgo de que se haga mal. La prioridad, opina, son los parches y, sobre todo, el fondo transitorio de nivelación, un "parche" con el que se reparte dinero entre las CCAA peor financiadas para que puedan acercarse a la media del conjunto de territorios. 

El economista reconoce la precaria financiación de la Comunitat Valenciana, pero advierte a la Generalitat, que ahora gobierna Carlos Mazón: si se quiere gastar más, no se puede exigir todo, y solo, al Estado; también habrá que subir impuestos. Un coste político difícil de asumir para un Ejecutivo del PP y Vox, cuyas primeras medidas fiscales han ido precisamente en el sentido contrario.

De la Fuente participó esta semana en València en la undécima edición de las Jornadas Rifde sobre Finanzas Autonómicas, organizadas por Rifde y el Ivie, donde intervino en la mesa titulada "Una reforma urgente de la financiación".

-¿Cómo de urgente es la reforma de la financiación autonómica?
-Creo que realmente no es tan urgente. Lo que sería urgente sería ponerle algún parche al sistema. Pero más importante que hacerlo deprisa, siempre es que la reforma se haga bien. Y ahora mismo hay un riesgo grande de que, si se hace, sea para mal. Por eso digo que no tengo claro que sea urgente. Esos parches y, sobre todo, el fondo transitorio de nivelación, tendría que ser la primera prioridad.

-Ese fondo ya lo propuso Fedea en 2020, y en 2024 lo ha cifrado en 3.200 millones para las comunidades peor financiadas. ¿Por qué cree que el Gobierno no acepta este parche? Ni lo hizo el anterior ni lo ha hecho este. 
-Pues la verdad es que no lo sé. No acabo de entender la lógica. Supongo que igual tiene miedo de que las comunidades que no reciban nada del fondo se enfaden. Pero bueno, no sé por qué tienen que atender a eso. 

-Los expertos valencianos propusieron, después del informe de Fedea del pasado enero, mantener ese fondo durante cuatro años, al cabo de los cuales la diferencia entre la mejor y peor financiada se habría reducido de 25 a 12 puntos. ¿Podría este fondo dejar de ser transitorio y acabar siendo una solución con ese sistema?
-Lo que proponían ellos era repetir el cálculo cada año. Volver a calcular la media y volver a subir. A mí eso no me parece bien. Una cosa es corregir una vez a los que están abajo y otra cosa es tener un mecanismo automático que va subiendo el suelo del sistema de forma indefinida, o por lo menos durante esos cuatro años. No soy partidario de esa extensión.

Foto: KIKE TABERNER

-Ahora mismo, ¿el conjunto de las comunidades autónomas necesita más fondos o está bien financiado?
-Todo el mundo quiere siempre más dinero, por supuesto. Y esa lógica me parece muy peligrosa. Esta idea de la suficiencia, de que hay una forma objetiva de calcular las necesidades de gasto y de que el Estado tiene que garantizar a las comunidades autónomas, nieve o truene, que van a recibir ese dinero, me parece bastante disparate desde el punto de vista de la lógica económica. El sistema puede repartir lo que hay, pero no puede generar recursos y sacarlos de donde no hay. Si de repente se frena la recaudación tributaria, ¿cómo vas a financiar esa garantía? Los cheques en blanco son muy peligrosos.

"No puedes exigir al estado que te dé el dinero suficiente como para cumplir automáticamente el objetivo de déficit. esto no tiene mucho sentido"

Esto habría que abordarlo de otra forma. Ser conscientes de que tenemos que decidir –y en buena medida es una decisión política– qué bienes y servicios públicos queremos, sabiendo que los tenemos que pagar nosotros. Así no es como escribir una carta a los Reyes. No es decir "que me lo pague el Estado", sino pensar: "esto sé que cuesta tanto, así que para hacerlo a lo mejor tendré que subir los impuestos y dar la cara". Ahí está lo importante. El que quiere gastar más tiene que dar la cara y pedirle a la gente que pague impuestos más altos. Porque si no, esto no tiene límites. 

-En cualquier caso, viendo el déficit de 2023 y las previsiones de 2024 de la Comunitat Valenciana, el fondo transitorio no alcanzaría para cumplir el objetivo de déficit del 0,1% que se ha fijado para las comunidades autónomas.
-Pues mala suerte. A lo mejor está haciendo algo mal, no lo sé. No puedes exigir al Estado que te dé el dinero suficiente como para cumplir automáticamente el objetivo de déficit. Esto no tiene mucho sentido. Puedes exigir que te den un dinero razonable, porque estar muy por debajo de la media mucho tiempo claramente no es justo. De eso te puedes quejar, pero no de que no te llegue para no sé qué.

-¿Qué haría falta? ¿Recortar el gasto?
-O una subida de impuestos. Si no te llega y quieres más, pues entonces hay que pagarlo. Pero lo que no puede ser es que siempre pidas al Estado que te dé sin contrapartida. 

-¿Observa verdadero interés en hacer la reforma de la financiación por parte del Gobierno y del PSOE y el PP?
-No, ninguno. 

-¿Y por qué cree que no lo tienen? ¿Puede ser que no sea un problema para la mayoría del Estado sino solo de unas pocas comunidades autónomas?
-En primer lugar, percibo una reticencia total de los dos grandes partidos a hablar el uno con el otro de lo que sea. Les cuesta mucho sentarse a dialogar de cualquier cosa, y esto no es bueno. No ayuda ni en financiación autonómica ni en otras muchas cuestiones. Tendrían que hablar mucho más de lo que hablan y buscar acuerdos y espacios comunes que yo estoy convencido de que existen. En el fondo, no hay tanta diferencia entre lo que quieren el uno y el otro.

Después, entiendo que hay un cierto temor a abrir el melón porque es una cuestión complicada, sobre todo si pretendes ponerlos a todos de acuerdo. Yo creo que es imposible. Entonces, tendrían que cambiar de estrategia. Tendrían que intentar buscar un acuerdo entre los dos partidos y luego esto llevarlo a la norma.

Foto: KIKE TABERNER   

-¿Quiere decir, primero un pacto entre los partidos y luego con las comunidades autónomas?
-Llevarlo los partidos a las comunidades y escucharlas, pero no darles poder de veto. Esto es una cuestión que yo creo que corresponde al Parlamento español, no a 15 gobiernos autonómicos. Estamos hablando de las reglas del juego. Poner de acuerdo a los jugadores sobre las reglas del juego es muy difícil. El Congreso tendría que decidir pensando en el bien del conjunto del país. Y no podemos darles veto a las comunidades porque entonces nunca haremos nada.

"La condonación de deuda se puede hacer por la vía de la infrafinanciación acumulada, pero en ese caso a Cataluña no le tocaría nada, o por la vía de la población ajustada"

-En la campaña electoral catalana hemos oído a la mayoría de los candidatos, incluidos los tres que van en cabeza en las encuestas, prometer que van a arreglar la financiación. ¿Cataluña está infrafinanciada?
-No, Cataluña está en la media. Siempre ha estado más o menos en la media. Un poco por encima o un poco por debajo. Cuando estás en la media es muy difícil quejarte de maltrato.

-Pues es una queja habitual de ellos…
-Y de todos. Todas las comunidades autónomas se sienten maltratadas.

-¿Qué le parece la promesa de condonación de deuda autonómica por parte del Estado que, para la investidura de Pedro Sánchez, hizo el PSOE a ERC para Cataluña, y por extensión para el resto de comunidades autónomas?
-En general, no soy partidario de condonar deuda. Pero esto, además, plantea problemas o incógnitas. Habrá que ver cómo se generaliza. En el caso catalán sabemos cuánto es, pero no cómo llega al resto de las comunidades autónomas. No puede ser un porcentaje fijo del FLA, porque, además, no tiene que ver con el FLA. Entonces habría que buscar un criterio más o menos razonable para extender esa quita. Y quizá el más lógico sería una de dos: o vas por la vía de la infrafinanciación acumulada, pero en ese caso a Cataluña no le tocaría nada, o por la vía de la población ajustada.

-La Comunitat Valenciana reivindica que se tenga en cuenta la infrafinanciación acumulada.
-Claro, pero habrá que ser consistentes. Si lo hacemos por infrafinanciación, a Cataluña no le toca.

-La Comunitat Valenciana cifraba esa infrafinanciación acumulada, de 20 años, en 43.000 millones de euros…
-Tendría que hacer los números, pero bueno, podría ser.

Foto: KIKE TABERNER

-¿Qué debería cambiarse del cupo vasco y de su equivalente navarro?
-Lo primero que habría que hacer es que sea transparente. Ahora mismo, para las comunidades de régimen común, todos los años se publica una liquidación de ciento y pico páginas, un montón de cuadros con todos los datos y uno puede ver de dónde sale cada cosa. En el caso vasco y navarro no hay nada parecido. Cada cinco años aparece un anexo en la ley del cupo y su equivalente navarro, que es media página, diciendo que el cupo es X. Por otro lado, la norma exige que esto se haga de una forma determinada.

Así que habría que coger los Presupuestos Generales del Estado, ver qué se ha transferido a los territorios forales y qué no se ha transferido, sumar lo que no se ha transferido y sobre eso aplicar un coeficiente. Cuando uno intenta hacer ese cálculo, salen cosas muy distintas de lo que pone en ese anexo de la ley. Entonces, tendríamos que saber cómo se ha calculado el cupo. A ello se une que el cálculo seguramente está mal hecho. Todas las indicaciones que tenemos apuntan a que el cálculo infravalora lo que tendría que ser el cupo.

-El Gobierno ratificó hace poco ante la Comisión Europea su objetivo de reducir este año el déficit al 3%. ¿Lo ve factible?
-Bueno, factible sí, pero habrá que hacer cosas para llegar ahí. No está muy claro cuál es el plan para este año.

-¿Qué cosas?
-Pues una de dos, aumentar los ingresos o reducir o controlar el gasto.

-En cuanto al gasto, los Presupuestos de 2024 no se han aprobado, con lo que el gasto será, en teoría, menor.
-Ya veremos. En teoría sí. O sea, eso ayudará un poco.

-También está habiendo un aumento de la recaudación bastante importante. 
-Pero a ver lo que dura. Es un aumento de la recaudación puramente cíclico. Si queremos reducir el déficit estructural, habría que hacer más cosas.

Foto: KIKE TABERNER

-Fedea señalaba en un reciente informe, basado en otro de la Unión Europea, que la última reforma del sistema de pensiones suspende en su primer examen de viabilidad y que tiene que reformularse más pronto que tarde.
-Sí. Hay un informe que hace cada tres años no exactamente la Unión Europea, sino una combinación de la Unión Europea y los gobiernos. En el último informe que acaba de salir, en la reforma española hay una cláusula, una disposición adicional de una ley que dice que cada tres años, usando ese informe y estimaciones de la Airef sobre el impacto de las últimas medidas de ingreso (las del MEI, las subidas de cotizaciones, la cuota de solidaridad y todo esto), hay que ver cómo van evolucionando las proyecciones de gasto neto de ingresos adicionales. Y si parece que esto se dispara, pues entonces hay que corregir el exceso. El informe, aunque compra muchas de las proyecciones del Gobierno, que no son especialmente plausibles, en conjunto lo pone más negro de lo que preveía el Ministerio de Inclusión. Y todo hace pensar que se va a suspender el examen.

"Una de las cosas que proponemos es que se financie, por lo menos una parte de las pensiones, a través de un recargo sobre el IRPF, que es un impuesto que está bien diseñado, es progresivo y es universal"

O sea, que habrá que hacer algún ajuste. Tendremos que esperar a las proyecciones de la Airef. Pero bueno, salvo que hagan cosas muy raras, que lo dudo, ese primer informe se suspenderá, y eso pone de manifiesto lo que no solo nosotros, sino todo el mundo que se dedica a esto en España, lleva diciendo desde el principio: que esta reforma no está bien diseñada y que supone básicamente un cheque en blanco para mantener la generosidad del sistema de pensiones, que es una cosa muy cara y que nos puede dejar sin dinero para muchas otras cosas.

-¿Qué propone Fedea?
-Primero, reconocer la existencia de un problema e intentar pensar en la mejor forma de afrontarlo. Lo cual ya tendría que llevar una mayor disciplina, un mayor control del gasto en pensiones, en lugar de lo que nos deja la reforma: un sistema más generoso de lo que nos podemos pagar sin desatender todo lo demás. Habrá que hacer una serie de cosas para reducir la tasa de crecimiento del gasto: seguir alargando el periodo de cómputo de la pensión hasta que llegue a ser toda la carrera laboral, pensar en aumentar la edad de jubilación, incrementar el número de años que tienes que cotizar para tener derecho a la pensión completa…

Todo eso ayudará a suavizar el crecimiento del gasto, pero todavía así tenemos unos años complicados por delante, hasta 2050 por lo menos, por temas sobre todo demográficos. Salvo que haya un enorme influjo de inmigrantes cualificados, que no es previsible. El Banco de España el otro día calculó que se necesitarían unos 25 millones de inmigrantes para que no haya serios problemas. Ahora, 25 millones de inmigrantes son muchos y podrían plantear problemas de absorción

Entonces, habría que intentar moderar el crecimiento del gasto para que las pensiones vayan perdiendo terreno poco a poco en relación a los sueldos. Si no, vamos a tener pensiones mayores que los sueldos medios. Una de las cosas que proponemos nosotros es que se financie, por lo menos una parte de las pensiones, a través de un recargo sobre el IRPF, que es un impuesto que está bien diseñado, es progresivo y es universal. Esa factura tiene que llegar a toda la sociedad. Que se vea cuando haces la declaración de la renta

Foto: KIKE TABERNER 

Noticias relacionadas

next