el equipo liderado por el científico de moncofa desarrolla un nuevo catalizador, ya patentado 

Avelino Corma lidera un proyecto que facilita transportar el hidrógeno verde

16/02/2024 - 

CASTELLÓ. El científico castellonense Avelino Corma lidera, junto Patricia Concepción, científica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), un trabajo en el que han desarrollado un nuevo catalizador para convertir el hidrógeno molecular en gas natural, facilitando así su transporte y uso y, con ello, avanzar en la transición energética hacía una energía más limpia y sostenible. La investigación se ha realizado a cargo del Instituto de Tecnología Química (ITQ), centro mixto del CSIC y la Universitat Politècnica de València (UPV), centro donde Corma desarrolla su labor científica. 

Tal y como ha informado la universidad en un comunicado, el equipo ha desarrollado un nuevo catalizador que trabaja a baja temperatura, con alta eficiencia y estable, para transformar hidrógeno en metano, uno de los componentes del gas natural. Los resultados, publicados en Nature Materials y patentados, están en proceso de comercialización. 

Desde la UPV han explicado que el hidrógeno, el elemento más abundante, es una pieza clave en la transición energética hacia una energía más limpia y sostenible. Una forma de transportarlo es convertirlo en otros elementos como gas natural mediante el uso de catalizadores. De ahí que este grupo de investigación haya liderado el desarrollo de este nuevo catalizador. 

"El hidrógeno molecular o dihidrógeno (H2), molécula formada por dos átomos de hidrógeno, se plantea como una de las fuentes de energía del futuro, un vector energético versátil y no contaminante, con una huella del contaminante dióxido de carbono (CO2) nula", han informado. Una alternativa a los procesos convencionales de obtención de H2 es la electrolisis de agua usando energías renovables, el llamado hidrogeno verde. Sin embargo, su transporte es problemático dado que es un gas muy ligero (se usaba para llenar globos y zepelines hasta su abandono por su inflamabilidad) y debe comprimirse o licuarse, además de requerir gasoductos especiales, explican desde la UPV.

Por ello, desde la universidad detallan que la solución para el transporte de hidrógeno a larga distancia es convertirlo en compuestos químicos como metanol, amoniaco y metano. "Cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes, pero usar metano como vector energético permite convertir el 50% de su masa en hidrógeno, frente al 17-18% del metanol y el amoniaco", añaden. Además, existe ya una amplia red de gasoductos de gas natural que favorece su distribución y una tecnología basada en unidades de reformado para obtener hidrógeno a partir del gas natural.

“Podemos decir que es una alternativa interesante para el almacenamiento del excedente de energías renovables es su trasformación en gas natural usando el H2 de las energías renovables y el CO2 capturado”, resume Avelino Corma, profesor de investigación ad honorem del CSIC e investigador distinguido de la UPV en el ITQ. Junto a Patricia Concepción, científica del CSIC en el centro de investigación de excelencia valenciano, lidera este trabajo.

Hacia la comercialización del nuevo catalizador

La clave está en la temperatura. “Actualmente, para la obtención de gas natural a partir de CO2 e H2 se usan catalizadores que operan a temperaturas elevadas de 300 a 450 grados centígrados”, explica Patricia Concepción. “Trabajar a altas temperaturas tiene una serie de desventajas, tanto a nivel de estabilidad del catalizador, elevado consumo energético y la pérdida de selectividad por la formación de monóxido de carbono como producto secundario que está favorecido con la temperatura”, describe la investigadora del CSIC.

En este trabajo describen un nuevo catalizador sólido sintetizado mediante un método conocido como síntesis hidrotermal. “Hemos desarrollado un catalizador que trabaja a bajas temperaturas, a unos 180 grados centígrados, con alta eficiencia y que es estable con el tiempo. Esto es muy favorable desde el punto de vista de energía y eficiencia”, asegura Avelino Corma.

La UPV ha informado que los resultados se publicaron en 2023 en la prestigiosa revista Nature Materials, y se han protegido mediante dos patentes. Tras su publicación, una compañía internacional se ha interesado en este nuevo catalizador y ha cerrado un acuerdo de licencia e investigación conjunto con el ITQ (CSIC-UPV), entrando en la fase de comercialización de ambas patentes mediante su licencia.

Noticias relacionadas

next