Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

TENIS

Bautista y Sorribes sumarán cuatro meses sin competir debido al coronavirus

2/04/2020 - 

CASTELLÓ. La cancelación del torneo de Wimbledon debido a la crisis del coronavirus ha ampliado el periodo de inactividad en los circuitos profesionales de tenis, que esperaban retomar las competiciones el 8 de junio. Y es que el anuncio realizado el miércoles por los organizadores del evento de tenis más antiguo e importante del mundo marca el 13 de julio como nueva fecha para un posible regreso. Atrás quedará toda la gira de hierba, que al igual que la de tierra batida, estará inoperativa al completo debido a la pandemia.

Esta situación supone que los castellonenses Roberto Bautista y Sara Sorribes estén cuatro meses sin competir, en el mejor de los casos, ya que las suspensiones se iniciaron el 12 de marzo con el Masters 1000 de Indian Wells.

En el caso de Bautista, la prolongación de la inactividad le impedirá regresar al templo londinense donde hace un año alcanzó unas históricas semifinales, aunque al menos no perderá los 720 puntos que cosechó en esa cita, ya que el ranking está congelado hasta que se retomen las operaciones y todos los puntos no defendidos a causa de las cancelaciones se mantienen un año más. El de Benlloc permanece así en el puesto 12 de la clasificación de la ATP, mientras que Sorribes también conserva el lugar 83 en el listado de la WTA. Esas posiciones se mantienen inalterables desde el 16 de marzo y solo podrían variar a partir del 20 de julio, fecha en la que se publicarían las nuevas clasificaciones, siempre que la competición se haya podido reanudar.

Posible cancelación de la temporada

Sin embargo, la opción de que se amplíe el periodo de inactividad cobra cada día más fuerza y muchos jugadores de los circuitos masculino y femenino ya reconocen abiertamente la posibilidad de que no se retomen las competiciones en lo que resta de año.  

Por lo pronto, Wimbledon es el primer torneo del Grand Slam que renuncia como consecuencia de la pandemia. Roland Garros, que debía disputarse antes, ha retrasado en cuatro meses su fecha de celebración, en un movimiento desesperado de sus organizadores para salvar la edición de este año. No obstante, parece complicado que puedan lograr su propósito.  

Noticias relacionadas

next