Estima caídas del PIB dos trimestres seguidos, en el último de 2022 y el primero de 2023

BBVA Research mantiene en el 4,1% su previsión para 2022, pero no descarta "recesión técnica"

14/07/2022 - 

VALÈNCIA (EP). BBVA Research ha mantenido en el 4,1% su previsión de crecimiento para la economía española en 2022, pero ha recortado la de 2023, desde el 3,3% hasta el 1,8%, en un contexto marcado por la incertidumbre por la guerra en Ucrania y por la intensa escalada inflacionista.

Pese a que la economía española crecerá en el conjunto de 2022 y 2023, BBVA Research no descarta que España entre en "recesión técnica", que supone la caída del PIB dos trimestres seguidos. En concreto, estima que en el último trimestre de 2022 el PIB se contraería un 0,3% y caería un 0,2% en el primer trimestre de 2023.

"El consumo de los hogares se ha visto negativamente afectado por el incremento en los precios y algunos factores de oferta", se desprende del nuevo informe de 'Situación España' de BBVA Research publicado este jueves.

Además, entre los elementos que explican el menor crecimiento en 2023 se encuentran la cada vez más probable escasez de algunas materias primas y el impacto que su encarecimiento tenga en la inflación. Además, se espera que la carga financiera de empresas y familias repunte conforme el BCE retire los estímulos monetarios.

De su lado, el informe señala que la nueva revisión al alza en el precio del gas podría restar entre 0,1 y 0,2 puntos porcentuales adicionales al crecimiento del PIB en 2023. A esto se ha sumado, tras un período de contención entre 2020 y finales del 2021, un mayor traspaso del repunte en los costes de producción a los precios finales, al percibir las empresas que el encarecimiento de los insumos sería más duradero del inicialmente esperado.

Pese a este contexto, BBVA Research considera que el crecimiento de España continuaría siendo positivo y, hacia adelante, la entidad cree que existen razones para justificar la continuación de la recuperación.

Las previsiones para la inflación siguen al alza 

El director de BBVA Research y economista jefe de Grupo BBVA, Jorge Sicilia, ha explicado que las presiones inflacionistas están sorprendiendo al alza, y ha reconocido que aún no está claro si se ha alcanzado el pico. "Tememos que se traslade a más componentes de precio", ha advertido.

En este sentido, BBVA Research prevé que la variación en el Índice de Precios al Consumo (IPC) se mantenga elevada, alcanzando casi un 8% en promedio durante 2022, frente al 7% estimado anteriormente, y un 3% en 2023, frente al 2,5% anterior. Más preocupante aún puede ser la tendencia de la subyacente, que podría alcanzar el 5% en promedio este año y el 4% el siguiente, según ha alertado Sicilia.

Sobre las medidas del Gobierno para atajar la inflación, BBVA Researcha considera que la desvinculación de los precios mayoristas de la electricidad de los precios del gas es una medida de emergencia a corto plazo, con un impacto moderado pero positivo. En concreto, señala que el descenso de los precios de la electricidad (entre el 12% y el 33%) podría reducir el IPC en torno a 0,3 o 0,8 puntos porcentuales.

Foto: KIKE TABERNER

De su lado, BBVA Research estima que la reducción del tipo impositivo del IVA de la electricidad podría moderar una décima más la inflación general. "A pesar de estas medidas, el impacto sobre el gasto de los hogares está siendo significativo y negativo. Se estima que el efecto total del encarecimiento de los precios del petróleo y el gas en los últimos seis meses alcanza los 2 puntos del PIB", señala el informe.

Impacto de la subida de tipos en familias

BBVA Research explica en su informe que el aumento en las expectativas de inflación ha tenido consecuencias en las perspectivas sobre los tipos de interés. De cumplirse sus previsiones, los tipos de política monetaria en EE.UU. y en la eurozona podrían terminar el año 325 y 125 puntos básicos -pb- por encima de sus niveles de final de 2021 (hasta alcanzar los 350 pb y 125 pb, respectivamente). En este sentido, se podría incrementar la carga financiera de hogares y empresas, y reducir los recursos disponibles para consumo e inversión.

Las estimaciones de BBVA Research apuntan a un impacto negativo directo de siete y tres décimas sobre el crecimiento económico de España en 2022 y 2023 respectivamente. Además, la menor demanda europea recortará el avance de las exportaciones y, por tanto, de la actividad de la economía española (-0,8pp para el conjunto del bienio).

En todo caso, el informe 'Situación España' señala que el incremento en los tipos de interés encuentra a la economía española mejor preparada que en períodos recesivos anteriores. La deuda de familias y empresas se ha reducido con intensidad en los últimos años, y actualmente está en niveles similares a los del resto de países de la eurozona. Adicionalmente, el sector privado ha acumulado activos que pueden ayudar a suavizar el impacto de una mayor carga financiera. Más vulnerable puede ser la situación del sector público, con umbrales de endeudamiento elevados.

Noticias relacionadas

next