X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 18 de septiembre y se habla de AYUNTAMIENTO DE CASTELLÓ tascas tile of spain argenta

la ute se adjudica el contrato por 19,5 millones, a los que hay que sumar el iva

Becsa y Copcisa construirán el nuevo acceso a Oliva desde la AP-7 liberalizada... si no hay recursos

11/08/2019 - 

CASTELLÓ. La Unión Temporal de Empresas formada por la castellonense Becsa y la barcelonesa Copcisa será la encargada de llevar a cabo una de las primeras obras que conlleva la liberalización de la AP-7. Se trata, concretamente, del nuevo acceso desde la autopista a Oliva (Valencia), que el Ministerio de Fomento ha adjudicado de forma provisional. 

Aunque la adjudicación todavía no es oficial y se pueden producir recursos por parte de las otras 28 empresas que han concurrido a la licitación, el hecho de que la propuesta de Becsa y Copcisa ya fuese la mejor valorada en la fase de criterios cualitativos (que no incluyen la oferta económica) hace difícil que se pueda dar marcha atrás en la decisión. Entre estos criterios se encuentra la programación de los trabajos, el plan de calidad, las actuaciones medioambientales o la seguridad y salud de las obras. 

Así las cosas, la UTE se ha hecho con el contrato, valorado en 23,17 millones de euros (28 con el IVA incluido) por 19,5 millones, a los que hay que sumar el impuesto, según ha desvelado el alcalde de Oliva, David González

Iniciarán las obras este año y acabarán en 2022

Asimismo, González ha recibido la confirmación por parte de la Demarcación de Carreteras del Estado en la Comunitat Valenciana de que la firma del contrato está prevista para el próximo mes de octubre. Acto seguido tendrá lugar la firma del acta de replanteo con el fin de que las obras puedan comenzar este mismo año, ha indicado el alcalde valenciano. 

De esta manera, y dado que el plazo de ejecución de los trabajos es de 29 meses, las obras deberían estar concluidas en 2022. De hecho, según los pliegos, el año en que el Ministerio de Fomento prevé abonar la mayor parte del coste de la obra es 2021. 

Así las cosas, Becsa y Copcisa se encargarán de construir esta nueva carretera, de unos 3 kilómetros de longitud, que enlazará el municipio de Oliva con la autopista AP-7. Esto debería concurrir también en una reducción del tráfico en esta localidad valenciana de la Safor, que está atravesada por la N-332. De esta forma, el acceso y la autopista funcionarán también como variante para el municipio, tal como recoge también el nombre del proyecto: Conexión sur de Oliva. Fase 1 de la Variante de la Safor

Las expropiaciones, a punto

De forma paralela, y para avanzar en la tramitación, durante las últimas semanas se han firmado también las actas de ocupación previa de los terrenos afectados por las obras para llevar a cabo las expropiaciones. 

El alcalde de Oliva ha destacado la buena noticia para la localidad, a pesar de no esconder que a los vecinos "nos hubiera gustado que este enlace estuviera acabado para 2020, coincidiendo con la liberalización de la vía, pero no ha podido ser». Y es que a partir del 1 de enero está prevista la apertura gratuita del vial a todo el tráfico, para lo cual el Consejo de Ministros ya ha autorizado la licitación de los contratos de mantenimiento.

Noticias relacionadas

next