Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

vila-real busca unir fuerzas ante el cierre de la residencia por parte de conselleria

Benlloch convoca una Junta de Portavoces para dar apoyo a las familias de los usuarios de Sant Llorenç

26/08/2020 - 

VILA-REAL. El alcalde de Vila-real, José Benlloch, ha convocado este jueves una Junta de Portavoces extraordinaria para dar cuenta a los diferentes grupos con representación municipal de la situación en la residencia Sant Llorenç y tratar de unir fuerzas en apoyo a los familiares de los residentes, según ha informado el consistorio en un comunicado. Tras la reunión de afectados celebrada este martes, a la que asistió el concejal de Servicios Sociales, Álvaro Escorihuela, por delegación del alcalde, Benlloch reunirá telemáticamente a todos los partidos en el consistorio para trasladarles las últimas informaciones al respecto y las gestiones que, desde Alcaldía, se están llevando a cabo para evitar el cierre por un año decretado por la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas y que se dé solución a las familias.

“El Ayuntamiento está realmente preocupado y al lado de las familias para que la residencia no se cierre precisamente en un momento tan delicado como el que estamos viviendo, en plena pandemia, y con los mayores como colectivo especialmente vulnerable”, recuerda Benlloch. “Los familiares y los usuarios deben saber que nos tienen de su lado. Por eso, es importante que todos los grupos municipales mostremos con gestos y con acciones nuestro apoyo y nuestra voluntad unívoca de tratar de encontrar soluciones. El cierre por un año de la residencia es un castigo que recae directamente sobre los mayores y sus familias y eso no tiene ningún sentido”, agrega.

Desde el momento en que se tuvo conocimiento de la resolución del expediente sancionador de la Conselleria que decreta el cierre de la residencia, Benlloch ha mostrado la solidaridad del consistorio con las familias de los 65 usuarios y los 30 empleados del centro. El alcalde ha tratado en todo momento de buscar soluciones, en contacto con responsables autonómicos para buscar salidas que no dejen a los mayores sin residencia.

El consistorio tuvo conocimiento el viernes de la resolución de cierre temporal durante un periodo de un año como consecuencia de un expediente sancionador incoado en marzo de 2019 por la Dirección General de Personas Mayores. "No entramos en el fondo del expediente, que deberá resolverse en otras vías, pero es absolutamente desproporcionado y fuera de lugar cerrar una residencia precisamente en este momento”, incide. Por este motivo, Benlloch ha convocado a los portavoces de todos los grupos municipales, con el objetivo de “tratar de unir fuerzas y trabajar juntos para intentar encontrar soluciones”.

Noticias relacionadas

next