X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Burriana aprueba el proyecto y busca una empresa para reordenar la zona residencial de playa 

30/09/2019 - 

CASTELLÓ. El Ayuntamiento de Burriana ha iniciado el proceso para seleccionar la empresa que urbanizará la Unidad de Ejecución A-9.3, que permitirá prolongar la calle Betxí, en la zona residencial de la playa. El consistorio ha licitado el contrato apenas dos meses después de aprobar la alternativa técnica que presentó la mercantil Vonaliv, por lo que inicia la cuenta atrás para ejecutar los trabajos de reordenación urbanística de la zona, de 1.914 metros cuadrados.

Las obras de urbanización, que según el proyecto se ejecutarán en tres meses, permitirán prolongar la calle Betxí en su tramo desde la calle Sueras hasta la calle Eslida mediante un vial de ocho metros de ancho. Se crearán las canalizaciones de suministro de agua, saneamiento, electricidad y telefonía, hasta ahora inexistentes. Los vecinos residentes en la zona disponen hoy en día de alcantarillado, electricidad y telefonía en condiciones muy precarias. Los trabajos también permitirán terminar de urbanizar una de las aceras de la calle Sueras.

Las obras de urbanización han sido promovidas por los propios vecinos afectados desde septiembre de 2017. Entre todos ellos deberán sufragar alrededor de 3.630.000 euros en cuotas de urbanización. El consistorio de Burriana se encarga de la tramitación administrativa.

A espaldas del antiguo hotel Aloha

Algo más avanzado está el proceso para urbanizar la Unidad de Ejecución A-14/16, también en el núcleo residencial de la playa pero a espaldas del antiguo hotel Aloha. Este PAI lo impulsan cuatro vecinos que poseen 4.007 de los 10.861 metros cuadrados de suelo afectado. En concreto, afecta a los terrenos situados entre las calles Ribesalbes, Betxí y La Llosa. Los residentes han presentado ya una alternativa técnica al concurso de urbanización, cuyas obras se ejecutarán en siete meses como máximo.

El PAI, presentado en abril de 2016, urbanizará una zona en la que existen viviendas unifamiliares cuyos accesos son de tierra, y se logrará mejorar la conexión viaria con la avenida Mediterrània a través de la calle La Llosa. En este caso, las obras incorporarán el suministro de saneamiento, abastecimiento de agua potable, red eléctrica y telecomunicaciones. En la actualidad, los vecinos carecen de una red adecuada de telefonía, agua potable y alcantarillado.


Noticias relacionadas

next