Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 25 de octubre y se habla de coronavirus TOQUE DE QUEDA estado de alarma golf sant gregori

afecta a una bolsa de suelo de 10.861 metros cuadrados

Burriana renuncia a urbanizar la zona residencial a espaldas del Aloha por falta de interés empresarial

17/02/2020 - 

CASTELLÓ. El proyecto para urbanizar una bolsa de suelo de 10.861 metros cuadrados situada a espaldas del hotel Aloha, en la zona residencial de la playa de Burriana, no se ejecutará, al menos a corto plazo. El Ayuntamiento ha dejado sobre la mesa el proyecto ante la falta de empresas interesadas en ejercer como agentes urbanizadores, según han señalado fuentes municipales.

Las obras de urbanización de la Unidad de Ejecución A-14/16 las impulsaron en abril de 2016 un grupo de vecinos residentes en ese lugar, que reunían el 37% de los terrenos afectados.

El consistorio municipal ejerció como intermediario en la tramitación del proyecto urbanístico. De haber salido adelante, los vecinos hubieran asumido el pago de 544.500 euros en cargas de urbanización, si bien sus propiedades se hubieran visto muy revalorizadas.

El PAI afectaba a la zona residencial situada entre las calles Ribesalbes, Betxí y La Llosa, donde se emplazan numerosas viviendas unifamiliares cuyos accesos son de tierra y carecen de alcantarillado, agua potable, telefonía, red eléctrica y telecomunicaciones.

Otra unidad de ejecución en la playa

El consistorio burrianense también tramita por el mismo procedimiento otra Unidad de Ejecución, en este caso la A-9.3, que pretende prolongar la calle Betxí, en la zona residencial de la playa. En este caso, la búsqueda de agente urbanizador se da después de que el Ayuntamiento aprobara la alternativa técnica que presentó la mercantil Vonaliv.

Las obras de urbanización dotarán a la zona de un vial de ocho metros de anchura y nuevas canalizaciones de agua, saneamiento, electricidad y telefonía, hasta ahora inexistentes. Los vecinos disponen hoy en día de alcantarillado, electricidad y telefonía en condiciones muy precarias. Los trabajos, impulsados también por los propios vecinos, permitirán terminar de urbanizar una de las aceras de la calle Sueras.

Noticias relacionadas

next