X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Casi 2.500 castellonenses reciben ayudas para el alquiler por un importe de 3,1 millones de euros

11/01/2019 - 

CASTELLÓN. Un total de 2.432 personas en la provincia de Castellón se han beneficiado de los programas de ayudas al alquiler de viviendas en la Comunitat convocados por la Generalitat en el ejercicio 2018 y que han tenido un importe total de 3.130.290 euros, según han informado este viernes fuentes del departamento que dirigen la consellera castellonense, María José Salvador.

En cuanto al programa de alquiler para jóvenes, en este periodo se han destinado 898.614 euros con 528 beneficiarios de la provincia de Castellón, según las mismas fuentes, que recogen lo publicado en el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) y las ayudas aportada desde la Generalitat y el Ministerio de Fomento.
 
Estas ayudas, que se enmarcan en el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, están cofinanciadas por ambas administraciones y agrupadas en dos programas de ayudas: ayudas para alquiler de viviendas para 2018 y otra línea específica de ayudas para jóvenes con un porcentaje de ayuda hasta el 50% de la renta.
 
De esta manera y en el conjunto de la Comunitat, para el ejercicio 2018 se han destinado un total de 15.272.481 euros (10.464.426 euros del Ministerio de Fomento y 4.808.055 euros de la Generalitat) para el programa de alquiler de viviendas que ha beneficiado a un total de 10.330 personas. En cuanto al programa de ayudas para jóvenes, la cantidad asignada es de 6.543.146 euros (4.482.622 euros del Ministerio y 2.060.524 euros de Generalitat) que han beneficiado a 3.366 jóvenes.

Cifra histórica de beneficiarios

La consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, ha calificado de "muy buena noticia estos datos que demuestran que año tras año aumenta el número de beneficiarios y, por tanto, las administraciones ayudamos a más gente a pagar el alquiler de su vivienda".

Este 2018, se "ha alcanzado una cifra histórica con casi 13.700 beneficiarios que contrasta con los escasos 2.400 que se beneficiaron en 2015 con las ayudas del anterior gobierno", ya que, se ha multiplicado casi por seis esta la cifra.
 
En estos cuatro años, "hemos recuperado la confianza de los ciudadanos porque la Generalitat convoca las ayudas, las resuelve y las paga, algo que hace cuatro años no pasaba", ha indicado.
 
Salvador ha querido destacar también que este año 2018 por primera vez desde hace seis años la  Generalitat  ha convocado unas ayudas específicas para el alquiler de los jóvenes. "Estamos comprometidos en ayudar a aquellos jóvenes con dificultades económicas a emanciparse y poder garantizarles el acceso a la vivienda", ha apuntado.
 
En las ayudas al alquiler también tienen prioridad los afectados por desahucios, dación en pago o ejecución hipotecaria en los últimos diez años; familias monoparentales o numerosas, mujeres víctimas de violencia de género, victimas de terrorismo, personas con diversidad funcional, personas con trastorno mental severo, jóvenes extutelados y unidades de convivencia afectadas por situaciones catastróficas.
 
De igual manera, tienen preferencia las mujeres en situación de necesidad o en riesgo de exclusión, en especial cuando tengan hijos menores exclusivamente a su cargo, así como las unidades de convivencia en las que todas las personas se encuentren en situación de desempleo y hayan agotado las prestaciones correspondientes, según se expone en el comunicado emitido por la Generalitat.
 
Esta fuerte inversión destinada a ayudas al arrendamiento demuestra "el talante social y el compromiso firme de este Consell para facilitar el acceso a la vivienda al mayor número posible de personas, haciendo especial hincapié en los colectivos con mayores necesidades, a través de una gestión eficaz de los recursos públicos", ha explicado Salvador.
 
Las ayudas al alquiler alcanzan hasta un 40% del arrendamiento, con un máximo de 2.880 euros anuales y puede ser de hasta el 50% del alquiler si todos los miembros de la unidad de convivencia tienen más de 65 años.
 
El programa subvenciona los recibos del alquiler desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre de 2018 y va dirigido a unidades de convivencia que no superen tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM).

next