Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Casi 700 aspirantes deberán repetir 9 años después unas oposiciones a auxiliar en la Vall d’Uixó

15/01/2019 - 

CASTELLÓN. Los 664 opositores que concurrieron a las pruebas del Ayuntamiento de la Vall d’Uixó para la selección de dos funcionarios municipales con la categoría de auxiliares administrativos tendrán ahora la posibilidad de repetir el examen. Eso sí, lo harán transcurridos ya nueve años.

El consistorio que hoy dirige la socialista Tania Baños ha ordenado repetir las pruebas selectivas realizadas el 8 de mayo de 2010 en el IES Benigasló para cumplir así la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) que ha invalidado aquel proceso al considerar que el presidente del tribunal evaluador no reunía los requisitos legales para ejercer como tal. En aquel momento la alcaldesa de la Vall d’Uixó era la actual lideresa del PP en la Comunitat y candidata a presidir la Generalitat, Isabel Bonig.

Según la sentencia del TSJCV, el consistorio convocó aquellas oposiciones en marzo de 2010 mediante una resolución de alcaldía de la propia Bonig y nombró como presidente del tribunal selectivo al entonces director del área municipal de Personal, Seguridad Ciudadana y Tráfico, quien ocupaba este puesto de responsabilidad como interino en la Vall d’Uixó desde junio de 2009 pero tenía su plaza de funcionario de carrera en el Ayuntamiento de Catarroja (Valencia) como agente de la Policía Local. La sentencia del TSJCV recuerda que los miembros de los tribunales evaluadores de oposiciones deben ser funcionarios de carrera de la propia Administración, por lo que el empleado interino seleccionado por Bonig no reunía “la condición de inamovilidad en su puesto” al tener su plaza en Catarroja y no en la Vall d’Uixó.

Tras finalizar las pruebas de acceso de mayo de 2010, una aspirante que había suspendido el primer examen eliminatorio -un cuestionario de 50 preguntas tipo test- al lograr apenas 0,13 puntos sobre 10 interpuso un recurso contencioso-administrativo para invalidar toda la oposición. El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Castellón no le dio la razón en primera instancia pero sí lo hizo después el TSJCV, que sí ha atendido sus argumentos legales y ha anulado todo el proceso selectivo.

Un momento diferente

Los 664 opositores, incluidas las dos personas que tras la sentencia del TSJCV han perdido la plaza que habían ganado en 2010, tendrán en las próximas semanas una nueva oportunidad. Eso sí, podrán examinarse en unas circunstancias laborales y personales quizá muy diferentes a las de hace 9 años, y sobre un temario de Administración Pública cuyo articulado probablemente haya cambiado.

Las oposiciones a auxiliar administrativo serán iguales a las que se realizaron en mayo de 2010: un primer examen eliminatorio de 50 preguntas tipo test, un segundo también eliminatorio que consistirá en contestar una pregunta por sorteo de entre el temario de 22 lecciones, y una última prueba sobre habilidades informáticas.


Noticias relacionadas

next