Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

todas las fracciones reciclables crecen y los residuos no recuperables caen un 9%  

Castelló consolida la tendencia ascendente en el reciclaje urbano al aumentar un 14% en 2020

14/08/2020 - 

CASTELLÓ. Castelló ha conseguido consolidar el incremento de los hábitos de reciclaje que se detectaron durante el estado de alarma. Tanto es así que durante el primer semestre del año, los residuos con separación en origen se han incrementado hasta un 14,34%, una cifra que lleva aparejada una caída del 9,01% de la fracción de resto (residuos no recuperables).

"Esto significa que todos estos residuos pueden ser reciclados y, además de las emisiones que evitamos generar, otro aspecto positivos es la reducción de los desechos que tienen que ser eliminados o enterrados y que pueden resultar contaminantes", como explica el concejal de Reciclaje y Gestión de Residuos de Castelló, Ignasi Garcia.

Así las cosas, Garcia aboga por favorecer estos hábitos "facilitando todavía más el reciclaje a la ciudadanía, algo que llegará con la activación de la recogida selectiva de orgánica, el próximo 1 de septiembre, y la introducción de las figura de las educadoras y los educadores ambientales". Hasta 1.100 nuevos contenedores para la recuperación de estos residuos están siendo instalados durante este mes, además de otros 150 de envases ligeros.

Restos de aluminios y plásticos

Por fracciones, el incremento más significativo se registra en los restos de aluminios y plásticos, cuya recuperación se ha incrementado casi un 25% respecto al primer semestre de 2019 con cerca de 890 toneladas depositadas en los contenedores de reciclaje. Una cantidad similar de vidrio ha sido separada por la ciudadanía en Castelló, lo que supone un crecimiento interanual del 20%.

En papel, el incremento se sitúa en el 5,55% y, no obstante, es el residuo que más se separa, con cerca de 1.400 toneladas recuperadas durante la primera mitad del año. Contrasta la caída en el reciclaje del aceite doméstico, que baja un 12,9% y se sitúa en las ocho toneladas.


Noticias relacionadas

next