tribuna invitada / OPINIÓN

Cómo contribuir a los ODS desde la empresa

1/07/2022 - 

 Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), también llamados Agenda 2030, están siendo una palanca para el cambio hacia la sostenibilidad a nivel global. En nuestro país, sobre todo en los últimos dos años, se perciben estrategias desde el ámbito público para situar dicha agenda en el centro del debate sobre cómo enfrentar el cambio hacia la sostenibilidad. Es cierto que, una agenda que comenzó en 2015 y que acaba dentro de ocho años va con un poco de retraso, pero, como dice el refrán, nunca es tarde si la dicha es buena.

Esta Agenda fue impulsada desde Naciones Unidas en 2015 y firmada por todos los Estados Miembros y recoge 17 objetivos y 169 metas a cumplir, para que en el año 2030 podamos asegurar que tenemos una sociedad global más sostenible y cohesionada. Para la consecución de este reto es necesario que todos los actores de la economía, entendida ésta en el sentido más amplio y social, alineen sus objetivos individuales de la forma efectiva y eficiente.

De los diferentes actores del sistema económico, las empresas juegan un papel clave, al ser generadoras de riqueza y usuarias de recursos. Además, las empresas tienen un peso político y social muy importante, por no decir decisivo y su contribución a los resultados del sistema -ya sean positivos o negativos- ha ido creciendo de forma exponencial en los últimos cuarenta años. Por poner un ejemplo, la empresa Apple tiene actualmente un valor de mercado superior al producto interior bruto de Italia y casi duplica a la economía española.

Es en este contexto donde se enmarca la experiencia Laboratorio de Empresa y ODS de la Comunitat Valenciana. Esta experiencia está impulsada por la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo de la Generalitat Valenciana y ejecutada por el Grupo de Investigación Sostenibilidad de las Organizaciones y Gestión de la Responsabilidad Social de la UJI, junto a grupos de investigación de Florida Universitaria, ESIC y la Universitat de Valencia. 

El laboratorio tiene como objetivo generar un marco de debate, de formación y de propuestas que permitan el acompañamiento a las empresas en su transición hacia un modelo de empresa sostenible y a la Generalitat Valenciana en la generación de políticas públicas que ayuden al desarrollo sostenible de las empresas.

"Es necesario dotar de información y formación al tejido productivo, guiando en buenas prácticas y casos de éxito, así como en herramientas válidas para la medición de la contribución empresarial a los ODS".

En su primer año de trabajo el LabODS ha desarrollado diferentes estrategias de extracción de conocimiento para generar una radiografía del estado de contribución de las empresas valencianas a los ODS. A través del análisis de la información pública de las empresas valencianas, de entrevistas y grupos focales con responsables empresariales y una encuesta a más de 300 empresas valencianas, se ha generado un informe, de acceso público, en el que se observa el camino recorrido y que queda por recorrer, tanto a las empresas como a la administración pública, para que se produzca una contribución efectiva del tejido empresarial a los ODS de la Comunitat Valenciana y puedan ser una herramienta efectiva de sostenibilización del tejido productivo.

Algunos resultados, que están siendo la brújula para el trabajo de LabODS durante 2022, podríamos resumirlos en carencias en conocimiento, formación y en estrategia. El tejido empresarial analizado ha puesto de manifiesto la dificultad de las empresas para alinear su estrategia con las acciones orientadas a la implementación de los ODS. Esto es así incluso para aquellas empresas que bien por la naturaleza de la empresa o bien por la legislación propia del sector, ya desarrollan actividades relacionadas con la sostenibilidad.

Desde la perspectiva de la formación el resultado es claro, se percibe escasa formación de los directivos y empleados acerca de los ODS, por lo que se debe reforzar una formación multinivel. Es necesario dotar de información y formación al tejido productivo, guiando en buenas prácticas y casos de éxito, así como en herramientas válidas para la medición de la contribución empresarial a los ODS.

Finalmente, también se detectó la demanda por parte de las empresas de estrategias de apoyo de la Administración Pública, que reconozcan el trabajo realizado y que impulsen el cambio de modelo productivo.

Esta clara la necesidad y el deseo de las empresas a contribuir a los ODS, y es tarea de la administración ayudar a articular políticas de sostenibilidad integrales que no sean meros instrumentos de "maquillaje" para empresas e instituciones, tanto públicas como privadas.


La autora del artículo, María Jesús Muñoz-Torres, es catedrática de Economía Financiera y Contabilidad Universitat Jaume I y coordinadora en la UJI del LabODS y Empresa de la Comunitat Valenciana.

Noticias relacionadas

next