X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

tras detectarse aluminosis en el forjado 

Conselleria refuerza el subsuelo del colegio Escultor Ortells de Vila-real a la espera de un centro nuevo

9/08/2019 - 

VILA-REAL. La Conselleria de Educación ha iniciado las obras de refuerzo del hormigón del subsuelo del colegio Escultor Ortells para eliminar la aluminosis detectada a falta de que se construya el nuevo centro educativo. La elección de esta técnica en lugar de la instalación de aulas prefabricadas obedece a la falta de tiempo material para instalarlas antes del inicio de curso y que habrían supuesto inhabilitar el patio. “Las aulas prefabricadas nunca son la solución. Si tenemos una opción técnica segura y eficaz como ésta, es sin duda lo mejor”, ha manifestado el alcalde de Vila-real, José Benlloch.

Las actuaciones estarán finalizadas antes del 2 de septiembre, garantizando de esta manera el inicio del curso escolar con normalidad. La empresa Vijosa está llevando a cabo los trabajos, con un presupuesto de 440.000 euros.

José Benlloch, y el director territorial de Educación, Robert Roig, han ofrecido información de los problemas detectados en el centro y las obras de emergencia en marcha, tras mantener una reunión con la dirección del centro y representantes del AMPA. Benlloch ha agradecido la “sensibilidad de la directora y de las madres y padres del colegio", así como la diligencia de la Conselleria para dar respuesta a una situación que, en cualquier caso, no ha supuesto un riesgo inminente para la seguridad. “Es una solución absolutamente segura y eficaz, que ya se ha utilizado en otros centros con éxito”, valora el director territorial de Educación. 

“Es importante que quede claro que las obras se están ejecutando como medida preventiva y que, en el caso de que hubiera existido algún tipo de riesgo, imposible de medir, lo estamos atajando con rapidez y eficacia”, puntualiza el alcalde, quien asegura que el problema no afecta a la estructura del edificio y que el edificio de Infantil está exento de cualquier problemática. “A pesar de las críticas de la oposición, en particular el Partido Popular, que se han lanzado como buitres sobre este tema, se ha gestionado todo con prudencia para evitar crear alarmas innecesarias. Es absolutamente falso que se haya ocultado información; al revés, hemos estado en todo momento en contacto con la dirección del centro. Pero dar información antes de tener todos los datos habría sido una irresponsabilidad”, añade Benlloch.

Tanto la Conselleria como el Ayuntamiento coinciden en la conveniencia de construir un nuevo centro, aprovechando la línea de ayudas del programa Edificant. “No es que la reparación no sea segura, al contrario; pero vamos a aprovechar la sensibilidad del Consell y el programa Edificant para construir un nuevo Escultor Ortells, datado en 1978 y con 41 años”, matiza el alcalde. Robert Roig, por su parte, avanza que la amplitud de la parcela del abre diferentes opciones a futuro: o construir el nuevo centro en el espacio que ocupa el actual o cambiar la orientación y construirlo en el patio.

"Los protocolos han funcionado"

La presencia de cemento aluminoso y una pequeña afección de aluminosis en el forjado sanitario del edificio fue detectada en el inicio de unas obras de menor envergadura para la reparación de filtraciones y gracias a la tarea realizada por el arquitecto de la Conselleria Alfonso Serra, quién alertó de la posible presencia de cemento aluminoso. “Los mecanismos y protocolos han funcionado y, gracias sobre todo a la profesionalidad y la diligencia del arquitecto Alfonso Serra, hemos podido dar solución a un problema que, de otra forma, habría sido muy difícil de detectar, ya que el forjado sanitario –el espacio en el subsuelo de apenas 1,15 metros por el que discurren las canalizaciones- es una zona de imposible acceso”, detalla Benlloch.

La detección ahora del problema ha sido posible gracias a las revisiones de otras obras menores que la Conselleria iba a emprender este verano. “El pasado mes de febrero, desde el Ayuntamiento ya atendimos una petición de la directora para resolver unos problemas de humedades en el centro. Pero estos problemas persistían y vimos que era necesario llevar a cabo una actuación de unos 40.000 euros, que excedía las competencias municipales en mantenimiento, por lo que la Conselleria asumió el proyecto. Fue en la revisión de este proyecto cuando el arquitecto de la dirección territorial advirtió que podría haber cemento aluminoso en la construcción y puso en marcha el proceso”, puntualiza.

Noticias relacionadas

next