Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

10ª edición

El Arenal Sound sigue suspendiendo en accesibilidad

La Asociación Colectivo de Discapacitados de Burriana (ACODIS) fija un año más las obligaciones a las que el festival de música debería hacer frente para acercar espacios como la sala VIP o la Beach Party a personas con discapacidad

27/07/2019 - 

CASTELLÓ. La Asociación Colectivo de Discapacitados de Burriana (ACODIS) sonaba rotunda el año pasado al afirmar que el Arenal Sound había vuelto a ser "un fracaso" para aquellas personas "con todo tipo de discapacidad", por no precisar de los servicios que estos usuarios requieren para disfrutar de un macrofestival. Pues bien, parece ser que la organización repite su "suspenso" en la próxima edición, la de su décimo aniversario, que se celebrará como cada año en la playa del Arenal, del 30 de julio al 4 de agosto.

Según apunta el colectivo, sigue sin haber una ducha adaptada, motivo por el cual el año pasado muchas de estas personas se tuvieron que duchar en la de la playa de Cruz Roja; tampoco están adaptados los accesos de la zona VIP ni de la zona Beach Party, en este último caso por no contar con las pasarelas pertinentes para acceder a ella, así como a la piscina; y además el Arenal Sound solo cuenta con un baño adaptado, situado al lado del escenario y que solo podría usar los músicos, tal y como aseguran. Unos derechos que quedan regulados en el el Decreto 143/2015, de 11 de septiembre, del Consell, de Espectáculos Públicos, Actividades Recreativas y Establecimientos Públicos; y que igualmente incumplen muchos festivales españoles. 

En el caso de las quejas propiciadas en Borriana, la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento, María Jesús Sanchís, solicitaba en el pleno de este jueves explicaciones a la alcaldesa del municipio, Maria Josep Safont (PSOE-PSPV), quien ha asegurado que existen "conversaciones" con los promotores de The Music Republic para intentar enmendar esta falta de accesibilidad. No obstante, ya no habría tiempo físico para paliar la falta de accesos de cara a su décima edición. La empresa valenciana, que acaba de comprar los derechos del FIB, explicará en una rueda de prensa convocada para el próximo jueves todos los detalles de su celebración. 

Noticias relacionadas

next