El Consell activa brigadas de apoyo a los titulares de cotos para cercar la expansión de la sarna

14/07/2021 - 

CASTELLÓ. La Conselleria de Transición Ecológica activa brigadas de apoyo a los titulares de los cotos de caza para cercar la expansión de la sarna en las cabras, una enfermedad que afecta principalmente a la comarca dels Ports, así como a l'Alt Maestrat y a l'Alcalatén, en menor medida, tal y como se ha informado en un comunicado.

La secretaria autonómica de Transición Ecológica, Paula Tuzón, se ha desplazado a Castellón, donde ha explicado las acciones de refuerzo de la Conselleria para prestar apoyo a los propietarios y titulares cinegéticos para frenar la propagación de la enfermedad.

Tuzón ha señalado que la Comunitat Valenciana cuenta, desde 2015, con un protocolo de actuación frente a la sarna sarcóptica en la cabaña de cabras, cuya detección en el norte de Castellón data de principios de 2019.

La afección de la enfermedad, que oscila entre el 60% y los casos puntuales en función de la zona, llevó a la administración autonómica a poner en marcha cuatro líneas de medidas dirigidas a reforzar la coordinación, la información, la ordenación cinegética y el seguimiento de las poblaciones.

En este escenario se enmarca la puesta en marcha de tres nuevas brigadas en Morella, Sant Mateu y Atzeneta para tutorizar la aplicación del protocolo sobre el terreno. El servicio prestará apoyo a los cazadores en la toma de muestras, reparto de pienso medicado, realización de censos y retirada de animales muertos.

"Desde la administración nos vemos en la necesidad de actuar subsidiariamente. Hasta donde no llega la parte privada, en este caso, necesitamos reforzar la parte pública", ha indicado la secretaria autonómica en referencia a la participación limitada de los titulares de los cotos de caza incluidos en el radio de acción.

Obligaciones de los cotos

La Ley de Caza reserva las obligaciones de gestión de los espacios cinegéticos a sus titulares, también en cuestión de aparición de enfermedades. En este caso comprende la comunicación obligatoria, el reparto de tratamiento y al abatimiento, por razones sanitarias, de ejemplares sospechosos.

Estas exigencias cuentan con la asistencia y la colaboración de Transición Ecológica a través de la dispensación gratuita del pienso, la distribución de kits para la toma de muestras, el incremento de los cupos y la simplificación del protocolo dependiente del titular. A todas ellas se suman ahora las brigadas de refuerzo, con un presupuesto de 130.000 euros.

next