X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El CSIF denuncia la carencia de médicos para cubrir las sustituciones en el Centro del Barranquet

11/07/2019 - 

CASTELLÓ. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios  (CSIF) denuncia que la situación asistencial del Centro de Salud del  Barranquet en la ciudad de Castellón debido a que la consellería de Sanitat, no está aliviando la carencia de médicos para cubrir sustituciones, tal y como ha informado el sindicato. 

En plena aplicación del Plan de Vacaciones, el programa de la conselleria para sustituir a los sanitarios durante la temporada estival y reforzar la atención en zonas rurales y entornos turísticos, varios centros del Departamento de Salud de Castellón están colapsados por la mala gestión de la cobertura de plazas por las vacaciones que les corresponde a los profesionales. Según CSIF, “para un médico, la llegada de las vacaciones está suponiendo una temporada traumática porque cuando se va un compañero a descansar, te toca atender a ti atender tu cupo y a los pacientes del otro médico, un auténtico despropósito que deriva en situaciones de estrés y burn out sin precedentes en la sanidad valenciana”.

En el caso del Barranquet, la asignación de Sanitat para vacaciones es la de sustituir 65 días de los 90 días que suman de vacaciones entre los 3 facultativos del centro. Según indica el CSIF, “la realidad es que no hay sustitutos, cero, nada, ningún día” y explican que “esto es lo que sucede en muchos otros centros de salud”. El sindicato aclara que al no haber sustitutos, se está produciendo la situación de que “uno de los tres médicos del centro, tiene que hacerse cargo de los cupos de los tres titulares, es decir, de los 3.662 SIP del Barranquet”. Además, añade la central sindical, dos de ellos son médicos de familia y otro pediatra, con lo cual se está atendiendo a niños por parte de un médico de familia y otros días, es el pediatra quien está pasando visita a los adultos y a los niños.

Por si fuera poco, en caso de que haya una urgencia domiciliaria, al quedar en el centro un solo médico, este tiene que salir a atenderla y dejar sin servicio a todo el Barranquet hasta su vuelta. Esta situación, de no ponerse remedio urgente “será así los próximos tres meses para perjuicio de los vecinos de Castellón”, concluyen.

Noticias relacionadas

next