Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

El General supera la cifra de ingresos de la primera ola pero la covid apenas ocupa un 10% de las camas

7/11/2020 - 

CASTELLÓ. El Hospital General de Castelló ha superado ya, en esta segunda ola, la cifra de pacientes que atendió en la primera. Aunque el periodo de tiempo es mucho más corto, este mismo viernes el centro sanitario de referencia en la provincia rebasó los 230 enfermos de covid-19 que atendió en la primera ola, que abarcó desde marzo a finales de mayo. 

A pesar de ello, la situación que se vive en el General es muy diferente a la de la pasada primavera. En aquel momento, todo el hospital estaba dedicado a pacientes covid y la sensación de descontrol y de no poder frenar el embate del virus era evidente. Ahora, el recinto de la avenida Benicàssim continúa con la asistencia sanitaria habitual y apenas ha reducido la actividad en algunos tipos de cirugía, las menos urgentes. 

Tanto es así que, según las últimas cifras de la dirección, este viernes había 51 pacientes de covid-19 ingresados en el centro, que cuenta con 540 camas. Es decir, menos de un 10% de las plazas están ocupadas por enfermos de SARS-CoV-2. Eso sí, el espacio previsto para afrontar la pandemia es mayor, y puede ser ampliado en el momento en que se necesite. De hecho, se han habilitado dos módulos del hospital de campaña, con un total de 42 camas, aunque solo se utilizarán si es estrictamente necesario, ya que la comodidad para los pacientes -que siempre serían "estables", sin gravedad- es sensiblemente menor a la del centro sanitario. 

Mejoras: desde Atención Primaria hasta las UCIs

Así las cosas, el Hospital General está "prácticamente lleno" y trabajando con normalidad en el resto de patologías, señalan fuentes conocedoras. Y es que son muchas las diferencias respecto a la primera ola. La fundamental, coinciden los expertos, estriba en la Atención Primaria, el tratamiento y seguimiento de los pacientes que se lleva a cabo desde los centros de salud, que explica la elevada cifra de ingresos porque ha optimizado la derivación de los enfermos. "Está haciendo un control excelente fuera del hospital, aunque la percepción sea otra", apuntan fuentes conocedoras. 

También hay diferencias relevantes en el propio centro sanitario, que van desde la propia experiencia médica, que hace que los facultativos puedan responder mejor al virus, hasta los tratamientos, más efectivos. "Hemos aprendido a trabajar con la enfermedad", apuntan desde el General. 

Estancias más cortas

Y ello se traduce en que los pacientes pasan menos días en el hospital. Este viernes, por ejemplo, se registraron nueve altas y el jueves, tres. También el tiempo de permanencia en la Unidad de Cuidados Intensivos se ha reducido. "Antes teníamos pacientes que pasaban 50 o 60 días, ahora no hemos tenido ninguno", apuntan fuentes internas. 

Asimismo, también ha caído la mortalidad. Aunque siempre son demasiadas, las cifras no tienen nada que ver con las de la primera ola. Y en ello tienen mucho que decir las residencias, "que están siguiendo mucho mejor los protocolos" y controlando así la pandemia. Aunque siempre hay alguna excepción, la tónica es muy diferente.

"Esto es un conjunto de factores, si todo el mundo funciona mejor, al final se nota en el resultado", apuntan las fuentes. Y esto está teniendo una consecuencia relevante: "Hemos conseguido que la gente continúe viniendo al hospital a tratarse sus dolencias habituales". 

next