Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

El PSPV defiende que el nuevo Plan General de Castelló pone fin al "disparate urbanístico" del PP

19/12/2020 - 

CASTELLÓ. El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Castelló pone en valor el avance en la tramitación del Plan General dado esta semana con la aprobación en el pleno de la segunda exposición pública del documento, que salió adelante por mayoría, sin el respaldo del PP. “El partido de Begoña Carrasco sigue anclado en un modelo de ciudad caduco y ha perdido la oportunidad de enmendar sus errores del pasado, tras dejar el Plan General de Ordenación Urbana del 2000 anulado por defectos de participación ciudadana”, ha valorado el portavoz adjunto del Grupo Municipal Socialista, Omar Braina.
       
“Este Plan General es un punto final al disparate urbanístico que regía nuestra ciudad. Un cambio que ha sido posible gracias al esfuerzo de gobiernos de progreso de Castelló desde 2015, liderados por la alcaldesa socialista Amparo Marco, primero con el Pacte del Grau y ahora con el Acord de Fadrell”, ha detallado Braina. “Este Plan General garantiza un crecimiento ordenado y realista, que atiende a las necesidades residenciales y de actividades económicas y define el Castelló de los próximos 20 años”, ha apuntado el concejal socialista. 

El PSPV asegura que se trata de un ordenamiento urbanístico que piensa en las personas, en un Castelló más verde, más sostenible, con perspectiva de género, que busca el bienestar de los vecinos y vecinas. “El Grupo Municipal Socialista sigue trabajando, como en los últimos años, por una ciudad moderna, sostenible, ordenada, inclusiva, vertebrada y racional, ante un grupo popular que se aferra a un concepto de ciudad desarrollista, especulativa, gris, estática, desfasada y sin ambición”, ha recalcado Braina.
       
“Estamos viendo la luz al final de un túnel oscuro en el que nos introdujo el Partido Popular en el año 2008, cuando una sentencia del Tribunal Supremo anuló el PGOU del 2000 y en vez de acatarla y ponerse a trabajar por el futuro de Castelló, el gobierno del entonces alcalde Alberto Fabra no asumió esta situación e inició una alocada carrera de recursos ante los tribunales de justicia a la que se sumó el negacionismo de Alfonso Bataller, postergando durante años la inestabilidad urbanística en nuestra ciudad”, ha recriminado. En este sentido, el portavoz adjunto socialista ha recordado que la necesidad de elaborar un nuevo Plan General fue reivindicada desde la oposición por la actual alcaldesa, cuando era portavoz del PSPV en el consistorio, ya en el año 2011.
       
Por su parte, el concejal socialista y responsable de Urbanismo, José Luis López, ha incidido en que “este planteamiento urbanístico no se ha hecho mirando quién es  el propietario, ni cediendo a amenazas ni extorsiones, sino mirando las condiciones actuales y siguiendo criterios técnicos, jurídicos y objetivos”. En este sentido, ha acusado a los populares de “hipotecar el futuro de Castelló, dejando un Plan General anulado en los tribunales y sin querer aceptarlo hasta cuatro años más tarde”. 

Respecto a la Marjaleria, el socialista ha defendido la dignificación de la Marjal en el nuevo ordenamiento, respetando su territorio y medio ambiente, “sin construir castillos en el aire, ni generar expectativas que ya se han demostrado irreales, con un plan especial fallido”. “Queremos dignificar la Marjaleria, regularizar las viviendas conforme toca, y no con engaños y diplomas que eran papel mojado como hacía el PP”, ha dicho. “El suelo no es un negocio. El territorio no es un negocio, ya no lo es. Ya no se utiliza con intereses particulares y caprichosos, y eso es lo que duele a algunos”, ha destacado el concejal socialista de Castelló.

Noticias relacionadas

next