Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 31 de octubre y se habla de estado de alarma CONFINAMIENTO #CORONAVIRUS coronavirus covid-19

El PP acusa a la Diputación de saturar los centros de menores tras el cierre de Penyeta Roja

4/07/2020 - 

CASTELLÓ. (EFE). El portavoz del PP en la Diputación de Catelló, Vicent Sales, ha denunciado que esta institución alienta la saturación de los centros de menores con el cierre del centro público de Penyeta Roja, que ha llevado a la asignación de estos jóvenes a centros privados y concertados. La saturación de los centros de acogida y recepción de menores que el Síndic de Greuges daba a conocer esta misma semana se conoce pocas semanas después de que la Diputación de Castellón decidiera echar el cierre definitivo al centro de acogida de Penyeta Roja.

Las instalaciones públicas “que durante años fueron la casa de muchos menores acompañados por una plantilla de profesionales excelentes”, han sido clausuradas por un PSOE, que ha decidido asignar a los menores a centros privados y concertados, denuncia el PP en una nota.

Vicent Sales, portavoz del PP en Diputación, considera que la situación demuestra que el PSOE “en lugar de pensar en la protección de los menores, solo piensa en hacer números”. Y el resultado de esta política es que instalaciones públicas cierran sus puertas, trabajadores públicos se quedan sin empleo y, lo que es más importante, los menores acaban en centros privados porque la saturación de los públicos es evidente, tal y como señala el Síndic de Greuges”.

Para Sales, “no se puede tratar como mercancía a menores que están en situación de desamparo”. Y “lo que ha hecho el PSOE con el cierre de Penyeta Roja es cerrar un servicio modélico de atención especializada a menores en acogida para asignarlos a otros centros de la provincia sin que ello haya conllevado un aumento de la plantilla de profesionales que les atienden”.

“Ninguna persona debe ser tratada como un número, y en estos momentos el Consell de Ximo Puig y Mónica Oltra ha demostrado de forma evidente que son los resultados económicos los que priman frente a las personas. Solo así se entiende el cierre de centros públicos, la consecuente saturación de los que todavía siguen operativos y la asignación de menores a centros privados. Todo un modelo de izquierda"·, señala el PP.

Noticias relacionadas

next